Comer sano, ¡también en verano!

Verano, vacaciones, la rutina desaparece de nuestra vida… y, ¡esto es maravilloso! Pero, a su vez, suele ser una época del año un poco desordenada, que puede dar lugar a una alimentación menos saludable, consecuencia del descontrol de comidas y de horarios. Nos acostamos más tarde, quizás no desayunamos tan bien como deberíamos, comemos en exceso, a deshoras, ingerimos más alcohol o bebidas azucaradas, picamos… Si, a todo este descontrol, añadimos que nuestro organismo no tiene las mismas necesidades que en otras épocas del año, debido a las altas temperaturas de los meses de junio, julio y agosto, el cóctel es perfecto. Más calor y sudoración traen consigo mayor probabilidad de deshidratación, por lo que nuestro organismo nos pide más cantidad de agua y nosotros tal vez no se la damos, más calor y más pereza para hacer deporte nos llevan a un consumo calórico menor… Así que… ¿por qué no hacemos un poquito de memoria de cómo seguir sanos durante el periodo estival?

¿Conocéis cuáles son los alimentos que ayudan a nuestro cuerpo en verano? Las frutas son las reinas del verano porque tienen un alto contenido en agua, además de vitaminas, minerales y fibra; además, contribuyen a evitar las deshidrataciones veraniegas. No obstante, no hay que abusar de ellas, debido a que tienen bastante azúcar. Os recomendamos comer sandía y melón, por su alto contenido en agua, además de porqué son frutas depurativas y con importante contenido de vitaminas A y C, así como el sabroso melocotón que cuida vuestra piel, cosa muy necesaria en verano. Por otro lado, los frutos secos, las nueces y las avellanas, también son recomendables en verano.

Respecto a las verduras y hortalizas recomendadas, cabe destacar el tomate por su poder refrescante y antioxidante, su contenido en vitaminas B, C, E y su contenido en potasio y magnesio. La lechuga, otra reina del verano. Nos mantiene hidratados y tiene un efecto saciante. El pepino tiene muchísima agua y es rico en fibra y, ¡recordad que en la piel se concentran la mayoría de los nutrientes que posee! El pimiento es tan recomendable como el pepino. Y, finalmente, el brócoli es muy interesante porqué ayudará a tu piel a mantenerse sana y flexible, mientras que su vitamina E la protege de los rayos ultravioletas. También hay que considerar los beneficios de los pescados y el marisco, especialmente el atún, las sardinas y boquerones o las anchoas, y ¡también las maravillosas almejas!

Si dais un vistazo a nuestra carta veréis que podéis encontrar la mayoría de estos alimentos en ella, para que, además de disponer de una oferta gastronómica gustosa y fresca, esta sirva, como siempre en #Greenvita, para manteneros sanos, también en verano… Ahhhh, y ¿qué debéis evitar comer? Pues está clarísimo: alimentos fritos, alimentos con alto contenido en grasas como margarinas, bollería industrial, comida rápida, sopas y salsas preparadas, palomitas, congelados y aperitivos salados o helados de crema.  Con estos consejos, estamos seguros que vais a pasar un verano fantástico, estando sanísimos y felices. Esperamos veros en cualquiera de nuestros locales, ¡allí os ayudaremos a comer bien y vivir bien, también en verano!

Please follow and like us: