¡La edad no perdona! ¡Rejuvenece con Greenvita!

Comer bien es importante y, desde Greenvita, hacemos lo posible para que lo hagas sanamente fuera de casa y tengas una alternativa de platos healthy en todas partes. Pero, como bien sabes, no todo es comer sano para estar sano. Hacer ejercicio y cuidar nuestro estado físico es extraordinariamente importante. Esquiar, caminar por la montaña, jugar con nuestros hijos… es esencial para mantener nuestra salud física y emocional.  Pero, a medida que nos hacemos mayores, es más complicado mantener este estilo de vida activo, especialmente, por un problema que sufrimos la mayoría de españoles: los dolores de espalda, especialmente, la lumbalgia.

Pero, ¿qué es la lumbalgia? Pues se trata de dolor localizado en la parte baja de la espalda que, según algunos estudios, sufre más del 80% de la población española. Es por eso que, es conveniente conocer mejor el problema y sus posibles remedios para prevenir-la (y curar-la) de manera efectiva.

¿Cuáles son las causas de la lumbalgia? Pues, las principales son, sin duda, la falta de ejercicio, el exceso de peso corporal y el levantamiento de peso de manera incorrecta, aún que, hay otros motivos que nunca imaginaríamos como, por ejemplo, el consumo de tabaco (por el hecho de que reduce el flujo sanguíneo en la parte inferior de la columna y con eso se impide que los discos lumbares reciban suficientes nutrientes).

Pero, en este blog, no sólo pretendemos aportar ideas de prevención para aquellos que aún no han pasado por el mal trago de la lumbalgia sino que, éstas, también valdrán para aquellos que ya la han sufrido alguna vez o que, incluso, la sufren actualmente.

Una de las preguntas más frecuentes en estos casos es: cuando padezco dolor de espalda, ¿tengo que aplicar frío o calor? La verdad es que los dos son necesarios para una correcta corrección de la lumbalgia. Durante las primeras horas es aconsejable la aplicación de frío en la zona afectada (ya sea a través de una bolsa de hielo o una bolsa de guisantes congelados envueltos en un trapo). En los 2 o tres días siguientes y, hasta que se vayan las molestias, es aconsejable aplicar calor (puede utilizarse una esterilla eléctrica o una bolsa de agua caliente).

Otra pregunta muy frecuente es: ¿tenemos que hacer reposo en caso de lumbalgia? La verdad es que, uno de los principales consejos delante de un episodio de dolor, es ponernos en la cama mirando hacia el techo, con las rodillas flexionadas sobre el pecho. Aunque, como diferentes estudios demuestran, estar en la cama puede frenar el proceso de recuperación, con lo que, al final, será cada persona la que vea en qué posición se siente mejor.

Los masajes pueden ser una buena ayuda para que el dolor se reduzca, sobre todo, si los músculos se encuentran contracturados y se nota mucha tensión. De la misma manera, el consumo de medicamentos tiene que ser prescrito por un médico, nunca debemos auto-medicarnos.

A continuación, para todos aquellos que padecéis o habéis padecido el dolor de espalda, os facilitamos algunos trucos para evitar que ésta se repita.

La tensión por estrés es una de las principales causas del dolor, por eso, cuando notes que la zona lumbar está engarrotada, es aconsejable sentarse en una silla y flexionar el tronco hasta que uno se quede sobre las piernas, posición que tienes que mantener unos segundos. ¡Hacer estiramientos libera tensiones y nos ayuda a evitar dolores!

Estudios del “American College of Physicians” afirman que realizar fisioterapia, ejercicios de rehabilitación, acupuntura y terapias para reducir el stress como yoga, taichí o meditación, son algunas de las mejores prácticas para prevenir y curar la lumbalgia. ¡Ya sabes, a mover-se y a ponerse en manos de profesionales!

Y, finalmente, para cerrar nuestro blog de enero, queremos tranquilizaros un poco indicando que, en la gran mayoría de casos, la lumbalgia sólo dura 3 o 4 días, y suele venir producida por un esfuerzo excesivo o una mala postura. Aunque si ésta se prolonga o aparece con frecuencia, tendríamos que acudir al médico de cabecera para informarse sobre en qué estado se encuentra nuestra columna.

¡Esto es todo Greenviters! Como siempre, desde Green Vita os animamos a llevar un estilo de vida saludable y que vuestro cuerpo y alimentación sigan llenos de energía. Y, recordad nuestro lema, “come bien, vive bien”.

Please follow and like us: