Infusiones al poder

Dedicar 5 minutos diarios de tu vida a infusionar algunas plantas y tomarte unos sorbos puede mejorar tu vida exponencialmente. A continuación, te ayudamos a conseguirlo.

 

 

A veces, el trajín diario y el ritmo frenético que llevamos en el día a día, no nos permite advertir una realidad innegable: estar sano no cuesta tanto, ni es tan difícil. En Greenvita siempre vas a encontrar ideas para una comida más saludable, pero, también, sobre como llevar una vida más sana, aplicando hábitos de vida saludables a tu día a día, ya sea aquí, en nuestro blog, o en las newsletters, que periódicamente enviamos. Estás subscrito a ellas? Si la respuesta es “no”, ¡ya estás tardando! ¡Hazlo aquí!

Hoy le vamos a dedicar un poco de tiempo a una de las armas más poderosas que tenemos a mano para disponer de una salud de hierro: la infusión de plantas y especies.

Es bien sabido por todos que, desde la antigüedad,  “las hierbas” no solo son utilizadas para sazonar y mejorar el gusto de nuestros platos (si has visitado GreenVita sabrás que nosotros somos muy fans de eso) sino, también, para mejorar la salud. El romero, el tomillo, el clavo, el jengibre.. son algunas de las opciones que, infusionadas, nos hacen sentir mejor.

Aunque usar plantas y especies en nuestra cocina siempre tiene un efecto beneficioso para nuestra salud, la mejor manera de aprovechar esas bondades medicinales es, sin duda, la infusión. ¡Pero no te pongas a hervir agua como un loc@! ¡Espera! Debemos solo CALENTARLA y agregar la cantidad de “planta” que deseemos. El agua a más de 100 grados puede echar a perder parte de los activos principales y los aromas de la infusión. Además, para los amantes de los tecnicismos, si hervimos la planta estamos haciendo una “tisana” y no una infusión. Así que… ¡Busca esos cinco minutos diarios para ti, y a infusionar!

 

-Dale a la “manzanilla”: un clásico para las náuseas, trastornos digestivos y dolores vinculados a la zona del vientre. Deja atrás el almax y pruébala.

-Siempre “melisa” y “tila”: ha sido y es una de las maneras más naturales de calmar los nervios por sus propiedades relajantes. ¿Exámenes? ¿Una entrevista importante? Mejor una tila que un ansiolítico.

-¡Viva la “salvia”!: estimula el flujo sanguíneo (cosa que puede ser muy adecuado para mitigar menstruaciones complicadas) y tiene propiedades cicatrizantes (mejor no tengas que usarlas)

-Mi amor se llama “valeriana”: sedativa, muy relajante, perfecta para conciliar el sueño. ¡Vete a dormir con ella!

-El toque exótico del “jengibre”: ideal para mareos, dolores musculares y para mejorar la digestión. Su toque picante en la boca es exquisito.

 

¡Por hoy, suficiente! Recuerda que vivir y comer “healthy” es sinónimo de Greenvita. Y recuerda nuestro lema: «come bien, vive bien».

Síguenos

Share on facebook
Share
Share on twitter
Tweet
Share on pinterest
Guardar
Share on email
Enviar
Share on whatsapp
Enviar