Pon una planta en tu vida

Este blog lo hemos querido titular «Pon una pareja planta en tu vida», así, que, expongamos nuestros argumentos.

Le puedes hablar y nunca te va a llevar la contraria… Te puedes desahogar con ella y explicarle mil y una historias, que ni tu mejor amig@ aguantaría… igual es por eso que muchos estudios indican que, vivir rodeado de plantas, mejora nuestro humor y estado de ánimo.

No fuman, no dejan ropa sucia apestando por todos sitios… ¡todo lo contrario! Son un excelente filtro de aire natural que depura el ambiente, ¡casi mejor que un filtro HEPA!

No se apoyan en las paredes, ni en los cristales, ni dejan hecha un asco la ducha, ni ensucian el baño. De hecho, evitan el moho, reducen la humedad ambiental y son ideales para mantener un ambiente saludable, especialmente, para las personas alérgicas.

No se ríen a carcajadas con la tontería más grande de Youtube, no tienen la tele a toda marcha y no te gritan nunca. De hecho, amortiguan el ruido y reducen la contaminación acústica, pues son absorbentes acústicos naturales.

No se levantan con mal aliento ni con el pelo hecho un asco, siempre son bonitas… las mires a la hora del día que las mires.

Te dan de comer o aderezan tus platos, pues podemos usar plantas aromáticas o incluso algunas que dan fruto para decorar nuestra casa o nuestras terrazas y cultivar nuestra propia comida healthy. ¡Comer saludablemente también puede depender de ellas!

Eso sí, necesitan que las cuides, que las mimes, que las riegues, que les aportes los nutrientes que necesitan y que les busques un buen lugar en tu casa. Ya lo sabes, como con las personas, no todas son iguales. Algunas se sienten más cómodas en el exterior de tu casa mientras otras son amantes de ese rinconcito cerca del sofá; algunas necesitan luz semi-directa y otras disfrutan más de la penumbra; algunas desaparecerán en invierno para volver en primavera y otras estarán a tu lado durante todo el año…

Es por éstas y otras razones que en GreenVita somos fans de las plantas, y no únicamente como decoración, sino también como ingrediente esencial en nuestros platos y en nuestra cocina healthy.

Ya sabes, pon una pareja planta en tu vida… y recuerda, come bien, vive bien!

Síguenos

Share on facebook
Share
Share on twitter
Tweet
Share on pinterest
Guardar
Share on email
Enviar
Share on whatsapp
Enviar