¡Reserva ahora!

Haz tu pedido

Elige tu restaurante más cercano:

The style outlet viladecans

Local 201, Carretera de la Vila, 90
08840 Viladecans, Barcelona

Diagonal mar

Local 13, Avda. Diagonal, 03
08019, Barcelona

Parc Vallès

Avda. Textil s/n, 2ª planta (junto a la bolera)
08233, Terrassa

Splau

Avda. del Baix Llobregat, s/n, Planta 1 (cines)
08940 Cornellà de Llobregat, Barcelona

Glòries

Avda. Diagonal, 208
08018, Barcelona

Sarrià

Santa Fe de Nou Mèxic, S/N (Esquina Dr. Fleming)
08017, Barcelona

No hay ninguno cerca de tu ubicación. Puedes consultarlos aquí: restaurantes.

Hace ya algunas semanas comentábamos que vivíamos en mundo lleno de estímulos y problemas capaces que generar estrés al más pintado. Nada más y nada menos que el 96% de las personas aseguran que han sufrido estrés en el último año y un 42% expresa que lo sufre de manera recurrente. Y, en ese blog, os prometíamos que abordaríamos de nuevo este hecho para daros ideas y soluciones al estrés que puede que estéis viviendo. Así que… allá vamos, y esta vez, sin dilación, no sea que me pase como en el blog de febrero…

La primera técnica que recomiendan los médicos es practicar ejercicio físico, ¡el que quieras y te guste! ¿A qué te suena esta idea? Y es que, estar en forma física, tiene grandes efectos y muy positivos sobre el control y la prevención del estrés. Habrá algunos que necesitemos sudar y “desfogarnos”, con lo que ejercicios como correr, el spinning o actividades más aeróbicas son las más adecuadas para nosotros; por otro lado, a otras personas les irán mejor deportes con menos “energía”, como el yoga, pilates, taichí… Ya ves que, en nuestra redes sociales, es fácil ver que somos unos fanáticos del yoga. Lo importante es que encuentres uno que te guste, sino, por muy beneficioso que sea, no lo practicarás.

En segundo lugar, la dieta. Debe ser adecuada, equilibrada, sana… recuerda la importancia de los productos frescos y de temporada y, si son de kilómetro cero, mejor que mejor. Una dieta correcta desarrolla el sistema inmunológico y nos aporta los nutrientes clave para que nuestro organismo funcione al 100%. En #Greenvita nos volcamos para que la tengas en nuestros restaurantes pero también para que la puedas aplicar en casa; por eso, te descubrimos en su momento productos como el kale o la quinoa, que ya son un clásico, ahora, en muchas casas.

La tercera herramienta que te queremos presentar hoy es la desensibilización sistemática, unas palabrejas que pueden asustar, pero que nos permiten controlar los niveles de tensión en diferentes partes del cuerpo de manera extraordinaria. ¿Cómo la aplicamos? Pues con la relajación progresiva de Jacobson, que trata de un proceso de contracción-relajación en todas las partes del cuerpo. Así, por ejemplo, se empieza apretando músculos concretos durante unos segundos (como pueden ser los de la mano o el brazo), para soltarnos al cabo de un instante, repitiendo el proceso con todas las extremidades, la espalda o el cuello. Te animamos a buscar información sobre ella y aplicarla, ¡verás los grandes beneficios que te aporta en tu día a día!

Y, aunque dije que no me volvería a pasar… ¡me ha pasado! Me he vuelto a quedar sin espacio en este blog mensual, así que… la técnica de inoculación del estrés, el control de la respiración y la relajación mental, la meditación o el autocontrol… deberemos dejarlos para otro día.

Hasta entonces, ya sabes, desde #Greenvita te recordamos nuestro lema: ¡como bien, vive bien!

En nuestros blogs y newsletters hemos dedicado muchas páginas a comentarte lo importante que es escoger buenos alimentos y realizar actividades saludables que ayuden a mejorar tu vida pero… ¿de qué sirve saber cocinar perfectamente la quinoa si, después, te la comes en dos minutos, de pie y apoyada contra la lavadora que está a punto de acabar?

Los ingredientes saludables que siempre te descubrimos, las técnicas de cocción más respetuosas con el producto, las combinaciones y platos más saludables y, por supuesto, todas las actividades físicas de las que siempre hablamos, son esenciales para disfrutar de una salud de hierro… pero, también lo es, sin ningún tipo de duda, el entorno en el que integramos esas actividades. ¿Te imaginas ponerte a hacer una sesión de yoga en medio del túnel del metro de Passeig de Gràcia? Difícil, ¿no?

El entorno es un elemento clave en nuestro bienestar y salud, pues es fácil comprender que no es lo mismo vivir en medio del campo, con una calidad de aire y contaminantes mínimo, que en una de las ciudades más pobladas y contaminadas del mundo. Pero aunque el macroentorno juega un papel clave, también lo juega lo que podríamos llamar “microentorno”, es decir, ese entorno más cercano que puede incluir dónde realizamos nuestras comidas (cocina, salón, comedor), cómo el mismo está configurado y decorado (sillas, mesas…) y, también, la compañía con la que la realizamos.

Un entorno ordenado ayuda a nuestro estado de ánimo y reduce el stress, de manera que, ¡empieza eliminando todo aquello que tengas a montones en tu casa! (este tema lo vamos a tratar en futuros blogs y newsletters, ¡porque da para mucho!). Por esta razón, en nuestros restaurantes, verás que cuidamos los espacios con locales con mucha luz, plantas que mejoran nuestro estado de ánimo y con el uso del máximo de productos naturales en nuestra decoración. (En la foto tienes nuestro restaurante de Sarrià).

Una vez ya disponemos de un entorno agradable, debemos encontrar nuestro tiempo. De poco sirve sentarse y disfrutar de un entorno mágico si sólo tenemos 3 minutos para comer. Comer es uno de los actos más importantes que hacemos durante el día y le debemos dedicar el tiempo que se merece, tiempo para saborear, tiempo para masticar, tiempo para disfrutar de esa comida. Y, finalmente, ¿qué mejor que compartir ese rato con alguien? Es evidente que uno busca un mejor entorno y dedica más tiempo a la comida si tiene que compartirlo con alguien especial. Busca esa persona especial y a disfrutar.

Recuerda, ¡come bien, vive bien!