¡Reserva ahora!

Haz tu pedido

Elige tu restaurante más cercano:

The style outlet viladecans

Local 201, Carretera de la Vila, 90
08840 Viladecans, Barcelona

Diagonal mar

Local 13, Avda. Diagonal, 03
08019, Barcelona

Parc Vallès

Avda. Textil s/n, 2ª planta (junto a la bolera)
08233, Terrassa

Splau

Avda. del Baix Llobregat, s/n, Planta 1 (cines)
08940 Cornellà de Llobregat, Barcelona

Glòries

Avda. Diagonal, 208
08018, Barcelona

Sarrià

Santa Fe de Nou Mèxic, S/N (Esquina Dr. Fleming)
08017, Barcelona

No hay ninguno cerca de tu ubicación. Puedes consultarlos aquí: restaurantes.
Para muchos de nosotros estas fechas son especiales, momentos de felicidad y de reunión con nuestros seres más queridos. Por tradición, estas reuniones tienen lugar en mesas llenas de comida y bebida. Y es aquí donde podemos cometer algún exceso con nuestra alimentación. Si bien es verdad que hay que disfrutar comiendo, hay que impedir que los excesos típicos de estas fiestas nos puedan perjudicar. Con esta finalidad, os queremos dar algunas recomendaciones.  

Cuidado con los típicos alimentos que servimos como aperitivos. Si ponéis platos a compartir en el centro de la mesa, serviros la ración en vuestro plato, ya que si no, se tiende a perder la medida de qué cantidad ya hemos comido. Comenzar las comidas con una rica y creativa ensalada, nos da más sensación de saciedad, con lo cual evitamos picar muchos otros alimentos quizás no tan sanos.

 

Evitad las grasas saturadas o los embutidos grasos o de baja calidad. Sustituid las salsas procesadas por salsas naturales elaboradas en casa y con especias y hierbas aromáticas y acompañad vuestros platos principales con guarniciones de verduras frescas. Una buena idea que no aporta grasas ni calorías a vuestras comidas, son los mariscos hervidos o a la plancha, en lugar de fritos o rebozados.

No olvidéis la fruta como postre, por ejemplo, la piña, que además resulta ser muy digestiva. O también podéis escoger los frutos rojos como opción de postre muy elegante. Con respecto a los típicos dulces y postre navideños, podemos tomarlos con mucha moderación y sólo los días y las comidas que sean de celebración. El resto de días no festivos de la temporada de Navidad/Año nuevo, evitaremos comerlos, y además, cuidaremos especialmente la alimentación para compensar esos pequeños e inevitables excesos.

 

Debemos también tener precaución con los refrescos y las bebidas azucaradas, en su lugar, podemos disfrutar de infusiones o zumos de frutas. Y por supuesto, no abuséis de las bebidas alcohólicas.

 

Y, finalmente, en estas fechas, debéis seguir con vuestro plan de ejercicio físico, buena excusa para continuar disfrutando de la compañía de tu familia y/o amigos.

Con estos consejos vuestras Fiestas serán más saludables. Y recordad que, en estas fiestas y durante el año 2020, ¡#Greenvita continua ayudándoos a comer bien!

¡Feliz navidad y feliz 2020!

¿Os habéis fijado alguna vez en la similitud de apariencia de nuestros intestinos y nuestro cerebro? Quizás algunos de vosotros habréis observado que la masa de pliegues que conforman los intestinos en nuestro vientre es semejante al relieve de los hemisferios cerebrales. La naturaleza y nuestro cuerpo son sabios, y ya nos dejan entrever la importante relación entre lo que comemos y nuestro estado de salud mental.  La conexión entre ambas partes de nuestro cuerpo, intestino y cerebro, se explica a través de diversas vías de comunicación, como el nervio vago, el sistema circulatorio y el sistema inmune.

Se dice que, el equilibrio bacteriano de nuestras entrañas influye en el comportamiento, estados de ánimos y rendimiento intelectual y mental. Un dato muy importante es que alrededor del 90% de la hormona serotonina se fabrica en nuestros intestinos. Todos sabemos que, a dicho neurotransmisor, se le denomina: ¡la hormona de la felicidad!, por lo tanto, un mala alimentación, que propicie una alteración de nuestra microbiota intestinal, repercutirá negativamente en nuestra salud y bienestar. También se afirma que mantener la salud de nuestros intestinos es clave para una óptima inmunidad ante las enfermedades. Todas estas interrelaciones son cada vez más tenidas en cuenta en los ámbitos médicos de la neurología y psicología/psiquiatría, en enfermedades como el alzhéimer, la depresión o la ansiedad. Así que… ¡a comer bien para conectar con la felicidad!

Por otro lado, os recordamos que, al igual que la alimentación y el estado de nuestra flora intestinal influye en nuestro cerebro, si cuidamos los niveles de estrés y encontramos momentos para relajarnos, meditar y practicar ejercicio físico, estos estímulos positivos también le van a llegar a nuestro sistema digestivo beneficiándolo. Es decir, la relación intestino – cerebro es bidireccional y debemos ser conscientes de ello.

 

Desde luego, ¡somos lo que comemos!, así que, debemos comer saludable para estar bien físicamente pero, también, emocionalmente. ¡Comer bien para vivir bien! Y en #Greenvita contribuimos a que lo consigáis.

Muchas veces pensamos que para comer, basta con echarse algo a la boca, y eso no es así. Es necesario ser conscientes de la repercusión que puede tener en nuestro organismo alimentarse de determinada manera y aunque el cuerpo sea una máquina viva, que puede regenerarse, excederse en malas conductas alimentarias podría provocar daños irreversibles.

¿A nadie se le ocurriría recargar el combustible de un coche diésel con gasolina verdad? Con el cuerpo pasa algo parecido y sin embargo constantemente somos cómplices de este tipo de hábitos alimenticios en nuestra sociedad.

Muchos de los alimentos que vemos diariamente en los supermercados están vacíos de nutrientes, y no solo eso, también contienen aditivos y otras sustancias que son literalmente veneno para nuestro cuerpo. Lo más curioso de todo, es que lucen un aspecto apetecible, pero no te dejes engañar, son lobos con piel de cordero.

En GreenVita nos encanta saber que lo que comemos no solo tiene un aspecto espectacular, sino que además de delicioso resulta 100% saludable y nutritivo. Estamos comprometidos a compartir con vosotros todo lo beneficioso de los alimentos naturales, ecológicos y de proximidad, ya que son nuestro pan de cada día.  Pero hoy queremos darle la vuelta y dedicar un momento a hablaros de los alimentos con los que no debéis excederos, si realmente queréis llevar una alimentación equilibrada y saludable.

  • Bollería industrial: apenas aporta nutrientes, tiene un alto contenido en azúcar. Es muy rica en precursores del colesterol malo (LDL) y además adictiva.
  • Alimentos muy procesados: aquellos que están elaborados con ingredientes de muy baja calidad, ricos en azúcares, grasas saturadas, conservantes y químicos que a la larga podrían repercutir negativamente en la salud.
  • Alimentos cuya base de cocinado sea rebozados o fritos: absorben gran cantidad de grasas saturadas que se relacionan con efectos cancerígenos.
  • Embutidos demasiado grasos: principalmente por aportar grasas de origen animal (saturadas).
  • Alimentos basados en harinas refinadas: hacen que el cuerpo capte azúcar en exceso, podrían alterar algunas funciones metabólicas y hormonales, además pueden resultar adictivos.
  • Alcohol: aporta calorías «vacías» y aumenta la sensación de hambre.

El consumo de todos ellos, sobre todo si es elevado y periódico, puede acarrear serios problemas para la salud, causando enfermedades como son la diabetes, colesterol alto, problemas cardiovasculares; provocar obesidad, desnutrición, falta de vitalidad y/o adicción.

Así que desde GreenVita hacemos un llamamiento a que cuidéis lo que coméis, ya que esto se traduce en cuidar de vosotros y de vuestro organismo. Eliminando de la dieta o consumiendo de forma muy esporádica estos alimentos, ganareis en vitalidad, calidad de vida y salud.

Para nosotros “comer bien es vivir bien” y nos encanta hacerlo disfrutando de platos deliciosos, nutritivos y equilibrados. Por ello contamos con propuestas variadas y saludables en nuestra carta, que sin duda os harán aterrizar en el universo de la buena gastronomía. ¿Venís a formar parte del movimiento GreenVita?

En GreenVita hemos sido pioneros en incorporar desde el primer día una filosofía de vida acorde con la salud y el bienestar, no solo de las personas, también del medio ambiente.

En una sociedad sin pausa y desenfrenada, nosotros decidimos tomar aire, plantarnos y reflexionar sobre: ¿Cuáles son nuestras necesidades básicas como seres humanos? ¿Cómo cubrirlas? ¿Y cómo lograr que todo ello resulte sostenible?

¿La respuesta? Ingredientes no procesados, locales, de temporada y ecológicos.

Así surgió una de las bases de GreenVita, nuestra filosofía alimentaria. En ella se sustentan nuestras propuestas gastronómicas, gracias a las cuales millones de personas han logrado modelar sus hábitos, descubriendo los beneficios de una vida saludable y siendo activos potenciales en dar voz al movimiento healthy y ecológico.

Parecía que habíamos encontrado respuesta a las anteriores preguntas. Cubrir nuestras necesidades básicas de forma óptima para nuestro organismo pasaba por el consumo de productos saludables, sin procesados ni aditivos. Abastecernos con productos de temporada y/o ecológicos hacía que todo el proceso resultara 100% sostenible.

Pero… ¿Cuidar la alimentación y el medio es suficiente?

Nos dimos cuenta que, a pesar de que el cuerpo humano está diseñado para estar en movimiento, la sociedad estaba mutando hacia generaciones encerradas en sí mismas, sedentarias, que vivían tras las pantallas. Esto resultaba en un problema grave para la salud, así que los puntos anteriores perdían fuerza y sentido si no potenciábamos también la realización de actividad física.

Fue así como establecimos el segundo pilar. La actividad física, que junto a los buenos hábitos, se convertían en una base sólida, firme y estable para mantener en pie todo nuestro proyecto y sobre el que todavía hoy crecemos.

Comer sano debe ir siempre de la mano de la actividad física, no solo ayudará a mantener tu peso, también prevendrá a tu organismo de los riesgos de contraer enfermedades. Estos elementos determinarán tu estilo de vida, que está directamente relacionado con tu salud.

¡Únete al movimiento GreenVita y suma con nosotros, sabor, sostenibilidad y vitalidad!

En GreenVita el ingrediente es nuestro héroe y los productores nuestra Inspiración. Con su trabajo diario honran a la tradición, a las cosas bien hechas, al territorio y nos hacen ser conscientes de la importancia de la temporalidad, del compromiso social y del consumo de proximidad.

Es cierto que en GreenVita somos amantes y fieles promotores de la comida vegetariana. Pero no podemos olvidar, que existen diferentes sensibilidades alimentarias, y que debemos cubrir con la excelencia el reclamo de todos y cada uno de nuestros clientes.

Hoy queremos hablaros de Pirinat, nuestro proveedor de carne ecológica desde la apertura del 1er GreenVita en Diciembre de 2016. Si algo define a GreenVita y nuestra filosofía es la tendencia firme hacia el consumo de productos ecológicos, no solo porque son infinitamente más beneficiosos para nuestra salud, sino porque también contribuyen a una mejor gestión del medio ambiente.

Por este motivo creemos oportuno y necesario integrar siempre proveedores que cumplan y estén acorde con nuestros valores de respeto hacia el medio.

¿Por qué Pirinat? Los hermanos Camprubí, al mando de Pirinat, son dos jóvenes emprendedores con mucho talento, que han creado un negocio con alma, creyendo en lo que hacen y luchando cada día por un mundo mejor. El respeto al bienestar animal es el eje de su actividad, y en sus granjas ecológicas tienen grandes espacios donde los animales pastan al aire libre y se alimentan de forma natural, valores que compartimos en la comunidad GreenVita.

¿El resultado? Carne ecológica más sabrosa, saludable y nutritiva, producida sin pesticidas, sin abonos químicos y sin organismos modificados genéticamente.

¡Nosotros lo tenemos claro! Queremos dar visibilidad y potenciar la ganadería ecológica, sus beneficios, sostenibilidad ambiental y efectos en nuestra salud.

Incluyendo carne ecológica, estamos rompiendo una lanza a favor de un trato más digno para los animales y además apostamos, como hemos hecho siempre, por una alimentación 100% saludable y 100% rica.

  • 7 veces más betacaroteno (Vitamina A).
  • 5 veces más Omega 3.
  • Vitamina K2, importante para la correcta absorción del calcio.
  • El doble de ácido linoleico conjugado, un potente anticancerígeno.

Ya sabéis nuestro lema, «Come bien, vive bien». ¡Hagamos que este sea el lema de todos! ¡Bienvenidos a GreenVita!

El ingrediente es nuestro #héroe!

Si pudiéramos definir con palabras lo que Greenvita representa, diríamos que somos un restaurante de cocina saludable y ecológica donde se cultiva una cocina sin pretensiones, sana y equilibrada donde el ingrediente… ¡Es nuestro héroe! Hemos nacido con la sencilla y clara intención de proporcionarte buena comida no solamente para el paladar, sino también para tu salud. Nuestro lema refleja a la perfección nuestra filosofía: «Come bien, vive bien».

Por esa razón, descubrirás que nuestra gran gama de platos es especialmente buena para el paladar, pero sobretodo buena para el cuerpo y respetando siempre diferentes tipos de dietas que van des de las carnívoras, pescetarianas, vegetarianas, hasta las veganas y sin gluten.

¡Cuidarte y disfrutar de lo que comes nunca ha sido tan fácil con #GreenVita!

Por esa razón, en la búsqueda de los mejores ingredientes en GreenVita pasa siempre por:

  • Ingredientes frescos y ecológicos.
  • Productores que realizan prácticas responsables y ecológicas.
  • Ingredientes sin azúcares refinados, sin conservantes, sin colorantes artificiales.

En nuestras cocinas, todo esto se traduce en ofrecerte una cocina basada en los siguientes ingredientes:

  • Frutas y Verduras Locales: Son procedentes de la agricultura responsable y de productores locales, respetando el punto de madurez y la temporalidad. ¡En GreenVita apoyamos siempre al comercio de proximidad y en especial a los productores locales!
  • Quinoa Real Ecológica: Es uno de los granos más nutritivos y en GreenVita se ofrecen 3 variedades procedentes del cultivo ecológico del sur de Bolivia: perla, rojo y negro. ¿Has degustado alguna vez esta maravilla? Cuando la pruebes… ¡No podrás separarla de tu alimentación cuotidiana!
  • Arroz Integral Ecológico: El arroz es un cereal fundamental en toda la alimentación sana, y en GreenVita se puede degustar el arroz ecológico integral y los arroces ecológicos negro venere y rojo, de origen asiático.
  • Legumbres: Son fuente de vitamina B, fibra y hierro. En la carta GreenVita se ofrece Lenteja Caviar o Negro de Asia, con un 20% más de proteína que la estándar.
  • Pastas integrales Ecológicas o Ecológica Sin Gluten (Maíz, Kamur y Espelta).
  • Pollo de Corral: Proceden de animales criados en libertad que se alimentan con grano de maíz y libre de antibióticos, respetando los métodos de producción éticos que ofrecen una vida de calidad al animal, a la vez que mejoran la calidad del producto final en su sabor y consistencia.
  • Pescado Fresco: Siempre de temporada, destacando el Salmón del sur de Noruega y el Bacalao pescado con anzuelo en Islandia que llegan en 24 horas a nuestros restaurantes.
  • Ternera Ecológica: Ternera del Ripollès. No solamente se alimentan 100% del pasto de las tierras del Pirineo y Pre-Pirineo, creando una carne de altísimo nivel y de bajo de nivel en grasas, sino también el método de producción animal sigue una ética que respeta la salud y la vida del animal. Porque, al fin y al cabo, la calidad de vida del animal representa la calidad final del producto.
  • Pan: Los panes de GreenVita son de masa madre y de doble fermentación para ofrecerte el mejor de los sabores y el mayor de los beneficios de este alimento.
  • Vino: El vino en GreenVita es natural (sin abonos químicos, elaborado de forma artesanal) y también disponemos de una carta de vinos ecológicos de pequeños productores.
  • Bebidas: GreenVita ofrece una carta de bebidas naturales y ecológicas 100% naturales y sin aditivos. ¡No encontrarás nada más saludable que combinar nuestros platos con este tipo de bebidas!
  • Café ecológico: Premio al mejor blend2018.

Como bien dice el refrán: «Somos lo que comemos». Por esa razón, resulta clave alimentarse siempre de la mejor manera para poder vivir con un bienestar máximo y en consecuencia, sentirse mejor con uno mismo. Si tú también estás buscando cómo iniciar una nueva vida saludable y llena de sabores deliciosos… Deja de buscar, ¡porque lo que necesitas es adaptar la filosofía de GreenVita a tu vida! La mejor manera es venir a conocernos a nosotros y a nuestros platos para así descubrir ese estilo de vida saludable que tanto buscas en ti. ¡Da el primer paso junto a nosotros y encuentra tu camino de salud y bienestar!

¡Muchas gracias por leernos y hasta la próxima!

Es bien cierto que, en verano, y debido al calor y la humedad ambiental, no nos apetece tanto hacer actividad física. Pero también es verdad que el verano nos ofrece muchas y divertidas posibilidades de hacer ejercicio al aire libre. Hay que bajar la intensidad de la actividad física y escoger las horas del día más frescas, protegernos del sol, hidratarnos e incluso vigilar con los cambios de temperatura en las instalaciones con aire acondicionado... ¡Pero podéis seguir cuidando vuestro cuerpo y vuestra salud como hacéis en invierno!

Por ejemplo, ¿qué os parecería hacer unos largos extra en una piscina tan natural como es el océano? ¿O quizás en un lago de aguas cristalinas en plena montaña? Ahí tenéis un buen ejercicio para el verano: ¡simplemente, nadar! Otra actividad física a la que no os podréis resistir es el buceo. ¿Qué mejor manera de pasar estas calores que nos sofocan y potenciar nuestro lado healthy que observando las maravillas del fondo marino? ¡Todo un placer! ¿Y qué nos decís de, simplemente, caminar por la orilla de la playa? Largos paseos sobre la arena son altamente beneficiosos y bastante suaves. ¡A caminar!

Otra propuesta es hacer yoga en la playa, ¿qué os parece? Es una delicia ejercitar el cuerpo, mantenerse sano,  y relajar la mente con el sol, el mar, la arena y la brisa refrescando el cuerpo. Evitad ,por supuesto, las horas más intensas del sol, es recomendable practicar a primera hora de la mañana o al anochecer. Además, es una actividad física, mental y energética muy agradable de practicar en grupo.

También podéis practicar voleibol, futbol o tenis en la playa, pero evitad las horas más fuertes del sol y, debido a que son actividades físicas más intensas, descansad cuando lo necesitéis, id a la sombra, e hidrataros muy bien. ¿Y bailar en la playa al ritmo de la canción del verano?, ¡es también muy divertido! Y, una última sugerencia para cuidarte haciendo actividad física en verano, es el pádel surf, todo un fenómeno desde hace unos años… pero, si queréis estar a la última… podéis también atreveros con el pádel yoga, la fusión del surf estático y las posturas o asanas de yoga… ¡todo un reto! Así que, no tenéis excusa para seguir cuidando vuestro cuerpo y además pasar un divertido verano. ¡Comed bien, ejercitad vuestro cuerpo y a vivir bien en verano!

 

Muchas veces escogemos los ingredientes de nuestras comidas por lo apetecibles que nos resultan sin pensar en las propiedades del alimento con el que estamos cocinando. Por ello, hoy, GreenVita os explicará cuatro cosas curiosas sobre uno de los productos más consumidos en el mundo, el limón. Sus propiedades alimentarias, aplicaciones terapéuticas, decorativas en zumos y licores, su uso como condimento para postres caseros y deliciosos pasteles, así como sus capacidades limpiadoras y aromatizantes tal vez no son del todo conocidas por ti y lo convierten, también, en un “súper alimento”.

El limón es un híbrido de la especie Citrus médica y proviene del sudeste asiático y fue reintroducido en España hacia el siglo XIII por los árabes tras su desaparición de las plantaciones de Europa en el siglo III.

Todo en el limón es aprovechable, tanto la pulpa como la piel y, por supuesto, su zumo. Además es el fruto de un árbol que produce durante todo el año, con lo que ¡tenemos limón para rato! Con él podemos marinar pescado crudo o bien usarlo cuando lo cocinamos al horno o a la plancha, es excelente en crudo de acompañamiento, una vez hemos extraído su zumo y regado con él los alimentos de los cuales queremos intensificar los sabores. Cocinemos arroces, carnes, pasta, marisco y todo cuanto se nos ocurra, y el limón siempre será un excelente aderezo.

Es un alimento activo que trabaja con intensidad sus propiedades nutritivas por la gran cantidad de vitamina C que posee, vitamina que actúa como una gran defensa natural contra gripes, resfriados y alergias. Por otro lado, el limón es un potente cicatrizante de heridas que podemos tener siempre a mano estemos o no en un lugar provisto de medicamentos.

En infusiones, una rodaja de limón o zumo exprimido con miel hace de antibiótico natural igual que la miel, el ajo o la cebolla, poniendo a nuestro abasto todas sus propiedades curativas. También es un digestivo potente gracias a su PH, menos ácido que el del cuerpo humano, por tanto, hace funciones de alcalinizante, evitando con ello malas digestiones y ardores de estómago, tan molestos como peligrosos para la salud y el bienestar, además, es muy recomendable para el estómago y ayuda al drenaje del hígado, y mezclado con aceite se recomienda para extraer de forma natural piedras del hígado, riñón y vesícula.

Su forma, olor, sabor, tacto y presencia son atractivos y decorativos y dan colorido a la mesa bien puesta, a tus desayunos o a cualquier hora del día. Apuntaos a poner un limón en vuestra dieta diaria, ¡en #Greenvita lo encontrarás en más de un plato! Vuestra salud lo contará. (#Comebienvivebien). Y acordaos: “Mi limón, mi limonero, entero me gusta más…”.

¿Qué es Enero sino el tiempo de los buenos propósitos? Es momento de mirar atrás, revisar con esmero y cariño el año que se aleja fugazmente, y de paso, también echar un vistazo a nuestra vida, que aparece nítida y clara ante nuestros ojos. Enero es un mes mágico de reinicio, de recomienzo, en qué todo aquello que nos proponemos parece posible por la fuerza de la esperanza y la ilusión. Enero es el mes de los “este año sí que…”, “ahora voy a…”, “es el momento de…”, es el mes de emprender, de cambiar, de hacer… ¿Ya tienes preparada tu lista de “ahora quiero…”?

En GreenVita queremos ayudarte con alguna de esas voluntades que seguro rondan tu cabeza, que seguro se convierten en deseos dignos de perseguir: estar sano, mejorar en la salud, mejorar en el tono físico, llevar una vida activa. Y, además de apuntarte a ese gimnasio que cae al lado de tu casa (¡sí, sabemos que lo has pensado!), o de salir a correr con tus amigos del trabajo (¡sí, también sabemos que esa idea ha pasado por tu cabeza!), debemos recordarte algo que ya sabes perfectamente: ¡comer sano es esencial para estar sano! ¡Y, el mundo, no te lo va a poner fácil!

Nosotros tenemos clarísima esa premisa y te ayudamos a conseguir tu reto, a conseguir tu propósito de comer bien y vivir bien, cuando éste se hace, tal vez, más difícil: cuando comemos fuera de casa. Para ello, además de una gran variedad de ingredientes, platos y opciones, que permiten trabajar una dieta variada y rica en nutrientes, te ofrecemos maneras de cocinar el producto que lo respetan al máximo. GreenVita recupera, como base y razón de ser, las técnicas culinarias que mejor cuidan los ingredientes, su sabor, sus nutrientes… Son varios los procesos que usamos en nuestros restaurantes, como el tratamiento del producto en crudo (en ensaladas o guacamole), al vapor (en nuestras cocciones de quinoa, arroz o pasta),  salteado (de quinoa ecológica, de arroz rojo bio, de arroz venere bio), y finalmente, la cocción a la brasa de carbón (en pescados frescos y en platos de pollo de corral).

Te seremos honestos: mantener un peso adecuado, estar en forma, estar sano… no es fácil, pero desde GreenVita vamos a poner nuestro granito de arena para que lo consigas y convertirte, junto con nosotros, en un embajador de la cocina saludable. Y, como, además de comer bien se debe vivir bien, sabes que haremos todo lo posible, también, para que lleves una vida activa, programando actividades saludables como nuestras clases de yoga al aire libre. Te esperamos cada día para deleitarte con nuestras propuestas gastronómicas, y, ¿te esperamos en la próxima sesión de yoga?

Nos vemos en el próximo blog. Mientras tanto #comebienvivebien