¡Reserva ahora!

Haz tu pedido

Elige tu restaurante más cercano:

The style outlet viladecans

Local 201, Carretera de la Vila, 90
08840 Viladecans, Barcelona

Diagonal mar

Local 13, Avda. Diagonal, 03
08019, Barcelona

Parc Vallès

Avda. Textil s/n, 2ª planta (junto a la bolera)
08233, Terrassa

Splau

Avda. del Baix Llobregat, s/n, Planta 1 (cines)
08940 Cornellà de Llobregat, Barcelona

Glòries

Avda. Diagonal, 208
08018, Barcelona

Sarrià

Santa Fe de Nou Mèxic, S/N (Esquina Dr. Fleming)
08017, Barcelona

No hay ninguno cerca de tu ubicación. Puedes consultarlos aquí: restaurantes.

La «vuelta a la normalidad«, después de las vacaciones, exige recuperar nuestras rutinas diarias, entre ellas, la de realizar un buen y nutritivo desayuno que nos ponga las pilas para toda la jornada. ¡Descubre más en este blog!

 

Ya estamos en septiembre y, con ello, entramos de nuevo en la rutina del curso escolar y del trabajo. Esto no sólo implica despedir nuestras vacaciones, los días de playa y de relax, sino que, para una gran mayoría, vuelven los viajes al cole con los niños, el ajetreo en la ciudad, el estrés, los gastos ingentes, en definitiva… ¡Llega la locura!

Aunque este año el retorno de las vacaciones es diferente y se plantea lleno de dudas, por la situación del COVID19 en la que aún nos encontramos inmersos, no es menos cierto que debemos mantener y mejorar nuestros hábitos saludables y, nos dejen o no nos dejen salir de casa, o podamos o no podamos ir al gimnasio, hay cosas que sí o sí podemos hacer. ¡Una de ellas es desayunar bien!

En GreenVita queremos hablaros de algo que ayuda mucho a volver a la rutina y, como ya sabrás, se considera esencial en una buena alimentación. Estamos hablando del desayuno, que dice el refrán que es la comida  “más importante del día”. Empezaremos diciendo que no, el desayuno no es la comida más importante del día, todas las comidas del día son importantes. A pesar de que, siendo la primera, será la que nos abastezca de los nutrientes y energía suficiente para empezar la mañana después de un largo periodo de tiempo en ayunas, creer que se trata de la comida más importante del día es un error, como también lo es quitarle importancia e ignorar que el cuerpo a esas horas necesita energía, y hay que dársela. ¿Pero cuál es el desayuno ideal?

La verdad es que no hay un desayuno ideal, pero existen 3 grupos de alimentos importantes (lácteos, fruta y cereales) que no deberían faltar en él si queremos que sea nutritivo y  saludable. Con esto no estamos diciendo que sea el único desayuno posible, ¡hay muchísimas opciones y alternativas! Hagas lo que hagas toma consciencia de lo que estás ingiriendo y no os dejéis llevar por marcas que venden sus productos como “lo mejor que uno puede desayunar”. Evita, también, la tentación de los productos procesados, edulcorados, escasos en nutrientes o muy calóricos (como pastas, zumos y cereales azucarados, panes blancos, etc.) y evita saltártelo. Es importante realizar 5 ingestas diarias de alimentos que, de forma repartida, corresponderían a primera hora de la mañana (al despertar), media mañana, comida, merienda y cena. Así que ya sabéis, quien come bien vive bien, y un buen desayuno es ideal para ¡empezar a vivir desde primera hora!

Si ya quieres poner la guinda, te recomendamos que añadas a tu primera comida del día (pero no sólo en ella) productos naturales, ecológicos y de proximidad, que mejoraran tu día a día y el de muchas personas a tu alrededor.

Y recuerda, en GreenVita tenemos una extensa carta, llena de propuestas que, además de deliciosas, son 100% saludables. Tal vez para desayunar no llegues, ¡porque los niños dan mucho trabajo! …pero ¡pásate para comer o cenar! ¡Te esperamos! ¡Comer bien y saludable fuera de casa no es tan difícil si nos haces una visita!

 

 

 

¡Muy buenos y calurosos días Greenviters!

Un mes más volvemos a encontrar-nos en este rinconcito para compartir algunos secretos que quizá desconocíais sobre alimentación, prácticas deportivas y hábitos saludables en general. ¿De qué vamos a hablar en el blog #GreenVita de hoy? Quédate por aquí que en nada lo vas a descubrir. Quédate hasta el final para recibir la sorpresa.

Si has estado atento a nuestras redes, sabrás que en #GreenVita estamos más que enamorados del yoga y de todas las ramas que derivan de él. Por eso, en un par de minutitos, vamos a descubrirte todo lo que debes saber acerca de este mundo tan saludable.

Muchos de nuestros lectores practican el yoga, lo conocen o simplemente les suena, pero… ¿Qué es realmente el yoga?

El yoga es una disciplina cada día más utilizada para superar los problemas de salud mental y física que, relacionados con el estrés, nos produce el ritmo que llevamos hoy en día. En esta disciplina trabajamos, a través de ejercicios, la flexibilidad y la resistencia de los músculos.

«¡Yo he escuchado que el yoga proporciona un equilibrio entre cuerpo y mente! ¿Sólo trabajando estos ejercicios lo conseguimos?»

Me alegra que lo preguntes, porque justo ahora, os iba a hablar un poco más sobre la combinación del yoga con otros enfoques como la meditación o el mindfulness.

Quizá el concepto mindfulness no te suena tanto como el yoga, pero en un momentito, te lo aclaramos y te explicamos.

El mindfulness o la meditación son técnicas psicológicas que consisten en focalizar la atención en el presente, en un actividad concreta y han sido utilizadas, desde siempre en el yoga (¿Quien no recuerda aquello de focalizar la atención en la respiración?). Su práctica constante y su dominio pueden ahorrarnos el consumo de muchos medicamentos y, por eso, en combinación con el yoga, son una mezcla explosivamente beneficiosa.

«Entonces, si no me equivoco…. ¿Ahora está de moda llamarle mindfulness a la meditación de toda la vida?»

Pues… un poco de razón tienes! La meditación y el mindfulness no son exactamente lo mismo. Mientras que la meditación es una técnica para que la mente viaje al presente, observe y deje pasar todo lo que surja alrededor el mindfulness iría más allá, siendo un estilo de vida que utiliza la meditación para lidiar con los problemas diarios y el control de nuestras emociones.

Bueno amigos, eso es todo por este sema….

¡Un momento! ¡Casi me marcho sin daros la sorpresa! ¿Te ha gustado el blog? ¿Ya estás buscando tutoriales de como combinar yoga con mindfulness?

En #GreenVita te lo ponemos mucho más fácil, este DOMINGO 2 DE AGOSTO A LAS 8 DE LA MAÑANA tenemos una clase especialmente de esta disciplina y si os gusta, habrá muchas más. ¡Os esperamos el domingo a todos y a todas en la clase!

Ahora sí, nos despedimos, ¡Hasta pronto GreenViters!

 

 

 

 

Muchas veces pensamos que para comer, basta con echarse algo a la boca, y eso no es así. Es necesario ser conscientes de la repercusión que puede tener en nuestro organismo alimentarse de determinada manera y aunque el cuerpo sea una máquina viva, que puede regenerarse, excederse en malas conductas alimentarias podría provocar daños irreversibles.

¿A nadie se le ocurriría recargar el combustible de un coche diésel con gasolina verdad? Con el cuerpo pasa algo parecido y sin embargo constantemente somos cómplices de este tipo de hábitos alimenticios en nuestra sociedad.

Muchos de los alimentos que vemos diariamente en los supermercados están vacíos de nutrientes, y no solo eso, también contienen aditivos y otras sustancias que son literalmente veneno para nuestro cuerpo. Lo más curioso de todo, es que lucen un aspecto apetecible, pero no te dejes engañar, son lobos con piel de cordero.

En GreenVita nos encanta saber que lo que comemos no solo tiene un aspecto espectacular, sino que además de delicioso resulta 100% saludable y nutritivo. Estamos comprometidos a compartir con vosotros todo lo beneficioso de los alimentos naturales, ecológicos y de proximidad, ya que son nuestro pan de cada día.  Pero hoy queremos darle la vuelta y dedicar un momento a hablaros de los alimentos con los que no debéis excederos, si realmente queréis llevar una alimentación equilibrada y saludable.

  • Bollería industrial: apenas aporta nutrientes, tiene un alto contenido en azúcar. Es muy rica en precursores del colesterol malo (LDL) y además adictiva.
  • Alimentos muy procesados: aquellos que están elaborados con ingredientes de muy baja calidad, ricos en azúcares, grasas saturadas, conservantes y químicos que a la larga podrían repercutir negativamente en la salud.
  • Alimentos cuya base de cocinado sea rebozados o fritos: absorben gran cantidad de grasas saturadas que se relacionan con efectos cancerígenos.
  • Embutidos demasiado grasos: principalmente por aportar grasas de origen animal (saturadas).
  • Alimentos basados en harinas refinadas: hacen que el cuerpo capte azúcar en exceso, podrían alterar algunas funciones metabólicas y hormonales, además pueden resultar adictivos.
  • Alcohol: aporta calorías «vacías» y aumenta la sensación de hambre.

El consumo de todos ellos, sobre todo si es elevado y periódico, puede acarrear serios problemas para la salud, causando enfermedades como son la diabetes, colesterol alto, problemas cardiovasculares; provocar obesidad, desnutrición, falta de vitalidad y/o adicción.

Así que desde GreenVita hacemos un llamamiento a que cuidéis lo que coméis, ya que esto se traduce en cuidar de vosotros y de vuestro organismo. Eliminando de la dieta o consumiendo de forma muy esporádica estos alimentos, ganareis en vitalidad, calidad de vida y salud.

Para nosotros “comer bien es vivir bien” y nos encanta hacerlo disfrutando de platos deliciosos, nutritivos y equilibrados. Por ello contamos con propuestas variadas y saludables en nuestra carta, que sin duda os harán aterrizar en el universo de la buena gastronomía. ¿Venís a formar parte del movimiento GreenVita?

En GreenVita hemos sido pioneros en incorporar desde el primer día una filosofía de vida acorde con la salud y el bienestar, no solo de las personas, también del medio ambiente.

En una sociedad sin pausa y desenfrenada, nosotros decidimos tomar aire, plantarnos y reflexionar sobre: ¿Cuáles son nuestras necesidades básicas como seres humanos? ¿Cómo cubrirlas? ¿Y cómo lograr que todo ello resulte sostenible?

¿La respuesta? Ingredientes no procesados, locales, de temporada y ecológicos.

Así surgió una de las bases de GreenVita, nuestra filosofía alimentaria. En ella se sustentan nuestras propuestas gastronómicas, gracias a las cuales millones de personas han logrado modelar sus hábitos, descubriendo los beneficios de una vida saludable y siendo activos potenciales en dar voz al movimiento healthy y ecológico.

Parecía que habíamos encontrado respuesta a las anteriores preguntas. Cubrir nuestras necesidades básicas de forma óptima para nuestro organismo pasaba por el consumo de productos saludables, sin procesados ni aditivos. Abastecernos con productos de temporada y/o ecológicos hacía que todo el proceso resultara 100% sostenible.

Pero… ¿Cuidar la alimentación y el medio es suficiente?

Nos dimos cuenta que, a pesar de que el cuerpo humano está diseñado para estar en movimiento, la sociedad estaba mutando hacia generaciones encerradas en sí mismas, sedentarias, que vivían tras las pantallas. Esto resultaba en un problema grave para la salud, así que los puntos anteriores perdían fuerza y sentido si no potenciábamos también la realización de actividad física.

Fue así como establecimos el segundo pilar. La actividad física, que junto a los buenos hábitos, se convertían en una base sólida, firme y estable para mantener en pie todo nuestro proyecto y sobre el que todavía hoy crecemos.

Comer sano debe ir siempre de la mano de la actividad física, no solo ayudará a mantener tu peso, también prevendrá a tu organismo de los riesgos de contraer enfermedades. Estos elementos determinarán tu estilo de vida, que está directamente relacionado con tu salud.

¡Únete al movimiento GreenVita y suma con nosotros, sabor, sostenibilidad y vitalidad!

El ingrediente es nuestro #héroe!

Si pudiéramos definir con palabras lo que Greenvita representa, diríamos que somos un restaurante de cocina saludable y ecológica donde se cultiva una cocina sin pretensiones, sana y equilibrada donde el ingrediente… ¡Es nuestro héroe! Hemos nacido con la sencilla y clara intención de proporcionarte buena comida no solamente para el paladar, sino también para tu salud. Nuestro lema refleja a la perfección nuestra filosofía: «Come bien, vive bien».

Por esa razón, descubrirás que nuestra gran gama de platos es especialmente buena para el paladar, pero sobretodo buena para el cuerpo y respetando siempre diferentes tipos de dietas que van des de las carnívoras, pescetarianas, vegetarianas, hasta las veganas y sin gluten.

¡Cuidarte y disfrutar de lo que comes nunca ha sido tan fácil con #GreenVita!

Por esa razón, en la búsqueda de los mejores ingredientes en GreenVita pasa siempre por:

  • Ingredientes frescos y ecológicos.
  • Productores que realizan prácticas responsables y ecológicas.
  • Ingredientes sin azúcares refinados, sin conservantes, sin colorantes artificiales.

En nuestras cocinas, todo esto se traduce en ofrecerte una cocina basada en los siguientes ingredientes:

  • Frutas y Verduras Locales: Son procedentes de la agricultura responsable y de productores locales, respetando el punto de madurez y la temporalidad. ¡En GreenVita apoyamos siempre al comercio de proximidad y en especial a los productores locales!
  • Quinoa Real Ecológica: Es uno de los granos más nutritivos y en GreenVita se ofrecen 3 variedades procedentes del cultivo ecológico del sur de Bolivia: perla, rojo y negro. ¿Has degustado alguna vez esta maravilla? Cuando la pruebes… ¡No podrás separarla de tu alimentación cuotidiana!
  • Arroz Integral Ecológico: El arroz es un cereal fundamental en toda la alimentación sana, y en GreenVita se puede degustar el arroz ecológico integral y los arroces ecológicos negro venere y rojo, de origen asiático.
  • Legumbres: Son fuente de vitamina B, fibra y hierro. En la carta GreenVita se ofrece Lenteja Caviar o Negro de Asia, con un 20% más de proteína que la estándar.
  • Pastas integrales Ecológicas o Ecológica Sin Gluten (Maíz, Kamur y Espelta).
  • Pollo de Corral: Proceden de animales criados en libertad que se alimentan con grano de maíz y libre de antibióticos, respetando los métodos de producción éticos que ofrecen una vida de calidad al animal, a la vez que mejoran la calidad del producto final en su sabor y consistencia.
  • Pescado Fresco: Siempre de temporada, destacando el Salmón del sur de Noruega y el Bacalao pescado con anzuelo en Islandia que llegan en 24 horas a nuestros restaurantes.
  • Ternera Ecológica: Ternera del Ripollès. No solamente se alimentan 100% del pasto de las tierras del Pirineo y Pre-Pirineo, creando una carne de altísimo nivel y de bajo de nivel en grasas, sino también el método de producción animal sigue una ética que respeta la salud y la vida del animal. Porque, al fin y al cabo, la calidad de vida del animal representa la calidad final del producto.
  • Pan: Los panes de GreenVita son de masa madre y de doble fermentación para ofrecerte el mejor de los sabores y el mayor de los beneficios de este alimento.
  • Vino: El vino en GreenVita es natural (sin abonos químicos, elaborado de forma artesanal) y también disponemos de una carta de vinos ecológicos de pequeños productores.
  • Bebidas: GreenVita ofrece una carta de bebidas naturales y ecológicas 100% naturales y sin aditivos. ¡No encontrarás nada más saludable que combinar nuestros platos con este tipo de bebidas!
  • Café ecológico: Premio al mejor blend2018.

Como bien dice el refrán: «Somos lo que comemos». Por esa razón, resulta clave alimentarse siempre de la mejor manera para poder vivir con un bienestar máximo y en consecuencia, sentirse mejor con uno mismo. Si tú también estás buscando cómo iniciar una nueva vida saludable y llena de sabores deliciosos… Deja de buscar, ¡porque lo que necesitas es adaptar la filosofía de GreenVita a tu vida! La mejor manera es venir a conocernos a nosotros y a nuestros platos para así descubrir ese estilo de vida saludable que tanto buscas en ti. ¡Da el primer paso junto a nosotros y encuentra tu camino de salud y bienestar!

¡Muchas gracias por leernos y hasta la próxima!

¡Hola #GreenViters! Ya estamos en pleno otoño, estación caracterizada por cambios constantes. Seguro que ya veis que el día se va acortando, ya no vemos el sol tan a menudo como antes, y van, poco a poco, bajando las temperaturas, que vienen acompañadas de precipitaciones y peor tiempo atmosférico.

Todos estos cambios obligan a nuestro organismo a adaptarse y a ¡avisar a nuestros biorritmos que el verano ya se ha acabado! Ya nos encontramos inmersos en rutinas de trabajo, de estudio, actividades físicas, y por esto muchas personas se sienten faltas de energía, con cansancio o con tristeza. Todos ellos son síntomas temporales que van desapareciendo a medida que nuestro cuerpo se adapta a los cambios.

Para ayudarnos a superar este punto tan complicado del año, os dejamos algunos consejos:

En primer lugar, descansar, y, sobretodo, dormir lo necesario, para que este sueño sea reparador. En segundo lugar, un ejercicio físico, moderado, constante, que, en la medida de lo posible, nos permita tomar el sol, que controlará nuestra serotonina. Y, finalmente, control de hábitos alimenticios.

Estos hábitos tienen que pasar por un buen desayuno, que tiene una importancia capital, ya que nuestro cuerpo viene de un ayuno de unas 8 o 10 horas, por lo tanto, ¡necesitáis de alimentos que os aporten energía y nutrientes para comeros el día! No olvidéis comer algo a mitad mañana, para mejorar vuestro rendimiento físico y mental, incrementando la concentración y productividad, y mantenerte sano. ¡Y vuestro humor también se va a beneficiar! Estamos hablando de alimentos healthy, que no contengan aceites refinados y… aunque el café o la cervecita de las 12 apetezcan, no suele ser esto lo más indicado a nivel nutricional. Podéis tomar un lácteo (leche, queso o yogur) o en su lugar leche vegetal o un zumo fresco de frutas y verduras o alguna pieza de fruta que os aporte vitaminas. El mediodía es el momento ideal de incorporar hidratos de carbono, las proteínas y otros nutrientes, que combinados de forma sana ayuden a mantener el ritmo diario y enfrentarnos a la tarde, donde suelen concentrarse todo tipo de actividades deportivas, estar con los niños… Y, para la cena, lo ideal es algo ligero y saludable, que no dificulte la digestión, y, sobretodo, nada de excitantes ni grasas saturadas.

Os recordamos que, en GreenVita, tenemos abierto en una franja horaria muy amplia para ayudaros a conseguir esos hábitos nutricionales que tan necesarios son, y que tenemos una carta muy extensa de ensaladas, salteados, burgers a la brasa, pescados y gratinados al horno, que harán las delicias de vuestra dieta. ¡Os esperamos!