¡Reserva ahora!

Haz tu pedido

Elige tu restaurante más cercano:

The style outlet viladecans

Local 201, Carretera de la Vila, 90
08840 Viladecans, Barcelona

Diagonal mar

Local 13, Avda. Diagonal, 03
08019, Barcelona

Parc Vallès

Avda. Textil s/n, 2ª planta (junto a la bolera)
08233, Terrassa

Splau

Avda. del Baix Llobregat, s/n, Planta 1 (cines)
08940 Cornellà de Llobregat, Barcelona

Glòries

Avda. Diagonal, 208
08018, Barcelona

Sarrià

Santa Fe de Nou Mèxic, S/N (Esquina Dr. Fleming)
08017, Barcelona

No hay ninguno cerca de tu ubicación. Puedes consultarlos aquí: restaurantes.

¡Hola #GreenViters! ¿Cómo estáis llevando el otoño? ¿Preparados para que llegue más frío? Esta estación se caracteriza por traernos una disminución paulatina de las temperaturas y también de las horas en las que podemos disfrutar de la energía y la calidez del sol. Recién estrenamos un cambio de hora, que sin duda, al menos los primeros días, afecta a nuestro biorritmo, a nuestro cuerpo y también puede afectar a nuestro estado de ánimo.

Por eso queremos hablaros de la importancia y de los beneficios de exponernos al sol también en otoño y en invierno. Los baños de sol benefician a nuestros huesos, ya que la vitamina D, que es fundamental para la correcta mineralización de éstos, sólo se activa con los rayos de sol. El sol, tomado con moderación, también beneficia a nuestra piel. Ayuda a prevenir y mejorar el acné y en casos severos de psoriasis; el sol también es favorable para nuestro sistema inmunológico, ya que contribuye a aumentar los glóbulos blancos, el primer ejército de defensa del organismo.

Y la luz solar también tiene beneficios en nuestro sistema cardiovascular. Ésta ayuda a metabolizar mejor y a reducir los niveles de colesterol, y además, su agradable calor, al dilatar las arterias de la piel, ayuda a bajar la presión arterial. Recordemos la relación entre el sol, la vitamina D, el calcio y nuestros huesos. Pues si bien, si tenemos en cuenta que nuestro corazón se contrae por acción del calcio, tomar el sol evitará que las hormonas paratiroideas tomen el calcio de los huesos para dárselo al corazón.

 

En otra línea, también podemos sentir los beneficios de tomar el sol en nuestro estado de ánimo, ya que la radiación solar promueve la síntesis de la serotonina, sustancia relacionada con el bienestar, y que también ayuda a regular nuestro sueño. Los rayos ultravioletas del sol regulan la producción de la hormona reguladora de los ciclos de sueño, la melatonina y reducen los niveles de melatonina, que nos ayuda a sentirnos más despiertos durante el día. Y como curiosidad, también se afirma que los rayos de sol aumentan ligeramente los niveles de testosterona, que tanto en mujeres como en hombres, es la hormona del deseo.

 

Con todos estos beneficios que nos aporta el astro rey, no hay excusa para no buscar un momento para practicar ejercicio físico al aire libre o simplemente salir a caminar en las horas en las que el sol está bien reluciente. Y, por supuesto, ¡no olvidéis comer bien para vivir bien! ¡Hasta el próximo mes!

¡Hola #GreenViters! Ya estamos en pleno otoño, estación caracterizada por cambios constantes. Seguro que ya veis que el día se va acortando, ya no vemos el sol tan a menudo como antes, y van, poco a poco, bajando las temperaturas, que vienen acompañadas de precipitaciones y peor tiempo atmosférico.

Todos estos cambios obligan a nuestro organismo a adaptarse y a ¡avisar a nuestros biorritmos que el verano ya se ha acabado! Ya nos encontramos inmersos en rutinas de trabajo, de estudio, actividades físicas, y por esto muchas personas se sienten faltas de energía, con cansancio o con tristeza. Todos ellos son síntomas temporales que van desapareciendo a medida que nuestro cuerpo se adapta a los cambios.

Para ayudarnos a superar este punto tan complicado del año, os dejamos algunos consejos:

En primer lugar, descansar, y, sobretodo, dormir lo necesario, para que este sueño sea reparador. En segundo lugar, un ejercicio físico, moderado, constante, que, en la medida de lo posible, nos permita tomar el sol, que controlará nuestra serotonina. Y, finalmente, control de hábitos alimenticios.

Estos hábitos tienen que pasar por un buen desayuno, que tiene una importancia capital, ya que nuestro cuerpo viene de un ayuno de unas 8 o 10 horas, por lo tanto, ¡necesitáis de alimentos que os aporten energía y nutrientes para comeros el día! No olvidéis comer algo a mitad mañana, para mejorar vuestro rendimiento físico y mental, incrementando la concentración y productividad, y mantenerte sano. ¡Y vuestro humor también se va a beneficiar! Estamos hablando de alimentos healthy, que no contengan aceites refinados y… aunque el café o la cervecita de las 12 apetezcan, no suele ser esto lo más indicado a nivel nutricional. Podéis tomar un lácteo (leche, queso o yogur) o en su lugar leche vegetal o un zumo fresco de frutas y verduras o alguna pieza de fruta que os aporte vitaminas. El mediodía es el momento ideal de incorporar hidratos de carbono, las proteínas y otros nutrientes, que combinados de forma sana ayuden a mantener el ritmo diario y enfrentarnos a la tarde, donde suelen concentrarse todo tipo de actividades deportivas, estar con los niños… Y, para la cena, lo ideal es algo ligero y saludable, que no dificulte la digestión, y, sobretodo, nada de excitantes ni grasas saturadas.

Os recordamos que, en GreenVita, tenemos abierto en una franja horaria muy amplia para ayudaros a conseguir esos hábitos nutricionales que tan necesarios son, y que tenemos una carta muy extensa de ensaladas, salteados, burgers a la brasa, pescados y gratinados al horno, que harán las delicias de vuestra dieta. ¡Os esperamos!