¡Reserva ahora!

Haz tu pedido

Elige tu restaurante más cercano:

The style outlet viladecans

Local 201, Carretera de la Vila, 90
08840 Viladecans, Barcelona

Diagonal mar

Local 13, Avda. Diagonal, 03
08019, Barcelona

Parc Vallès

Avda. Textil s/n, 2ª planta (junto a la bolera)
08233, Terrassa

Splau

Avda. del Baix Llobregat, s/n, Planta 1 (cines)
08940 Cornellà de Llobregat, Barcelona

Glòries

Avda. Diagonal, 208
08018, Barcelona

Sarrià

Santa Fe de Nou Mèxic, S/N (Esquina Dr. Fleming)
08017, Barcelona

No hay ninguno cerca de tu ubicación. Puedes consultarlos aquí: restaurantes.

El año 2020, marcado por la pandemia causada por el covid-19, ha sido un año lleno de momentos complicados en el que seguro que has sufrido por tus seres queridos, en el que las mascarillas han pasado a ser una prenda más de tu outfit diario, en el que los besos y abrazos han dejado de ser reales para volverse virtuales… y una lista infinita de cosas más que han puesto patas arriba nuestro día a día y que nos han enseñado a ser adaptables si queremos sobrevivir en un mundo en constante cambio.

Aunque muchas cosas “malas” nos pueden venir a la mente cuando recordemos 2020, tenemos que decir que, muchos, hemos empezado a valorar, más aún, las pequeñas cosas (como lo son disfrutar de momentos de nuestra vida con la familia o los amigos) y hemos llegado a la conclusión que, una Pandemia Mundial, puede ser una excelente excusa para no haber cumplido esos propósitos de año nuevo que hicimos a finales del 2019. ¿Tú eres uno de esos a los que les ha dado por hacer deporte desde que nos confinaron? ¡Suertudo!

Para el equipo #Greenvita 2020 será inolvidable, entre otras cosas, porque el dichoso coronavirus no nos ha permitido abrir durante mucho tiempo y, nuestra comida #healhy y nuestra #healthykitchen, no ha podido brillar donde debe hacerlo, ¡en nuestros restaurantes!

Es evidente que la pandemia nos ha llevado a atravesar momentos difíciles pero, gracias a vosotros, hemos seguido adelante y muchas adversidades ya han quedado atrás. ¡Habéis sido nuestro motor en los momentos más delicados, nuestra fuerza! Y… por ser los mejores, ¡os damos las gracias!

Aunque no siempre hayamos podido compartir “mesa y mantel”, no hemos parado de trabajar para que, el año nuevo que empieza, ese 2021 desconocido, sea un año lleno de sorpresas y nuevos servicios, entre ellas… ¡queremos estrenar web!

Porque, con pandemia o sin ella, con pesadilla o sin ella, no podemos parar de evolucionar, reinventarnos, seguir viviendo… a la vez que trabajamos por ser más respetuosos y solidarios con un mundo que nos lo está pidiendo a gritos.

Un abrazo virtual #Greenviters, ¡y feliz 2021!

¡Hola #GreenViters! ¿Cómo estáis llevando el otoño? ¿Preparados para que llegue más frío? Esta estación se caracteriza por traernos una disminución paulatina de las temperaturas y también de las horas en las que podemos disfrutar de la energía y la calidez del sol. Recién estrenamos un cambio de hora, que sin duda, al menos los primeros días, afecta a nuestro biorritmo, a nuestro cuerpo y también puede afectar a nuestro estado de ánimo.

Por eso queremos hablaros de la importancia y de los beneficios de exponernos al sol también en otoño y en invierno. Los baños de sol benefician a nuestros huesos, ya que la vitamina D, que es fundamental para la correcta mineralización de éstos, sólo se activa con los rayos de sol. El sol, tomado con moderación, también beneficia a nuestra piel. Ayuda a prevenir y mejorar el acné y en casos severos de psoriasis; el sol también es favorable para nuestro sistema inmunológico, ya que contribuye a aumentar los glóbulos blancos, el primer ejército de defensa del organismo.

Y la luz solar también tiene beneficios en nuestro sistema cardiovascular. Ésta ayuda a metabolizar mejor y a reducir los niveles de colesterol, y además, su agradable calor, al dilatar las arterias de la piel, ayuda a bajar la presión arterial. Recordemos la relación entre el sol, la vitamina D, el calcio y nuestros huesos. Pues si bien, si tenemos en cuenta que nuestro corazón se contrae por acción del calcio, tomar el sol evitará que las hormonas paratiroideas tomen el calcio de los huesos para dárselo al corazón.

 

En otra línea, también podemos sentir los beneficios de tomar el sol en nuestro estado de ánimo, ya que la radiación solar promueve la síntesis de la serotonina, sustancia relacionada con el bienestar, y que también ayuda a regular nuestro sueño. Los rayos ultravioletas del sol regulan la producción de la hormona reguladora de los ciclos de sueño, la melatonina y reducen los niveles de melatonina, que nos ayuda a sentirnos más despiertos durante el día. Y como curiosidad, también se afirma que los rayos de sol aumentan ligeramente los niveles de testosterona, que tanto en mujeres como en hombres, es la hormona del deseo.

 

Con todos estos beneficios que nos aporta el astro rey, no hay excusa para no buscar un momento para practicar ejercicio físico al aire libre o simplemente salir a caminar en las horas en las que el sol está bien reluciente. Y, por supuesto, ¡no olvidéis comer bien para vivir bien! ¡Hasta el próximo mes!

Es verdad que existe la cuesta de enero… ¡pero también la de septiembre! Así que,  en #GreenVita,  os queremos ayudar a llevarla fantásticamente.

El final del verano puede ser un nuevo comienzo, dentro del año, ¡que nos ayude a terminarlo aún mejor de lo que lo hemos empezado! Después de días de verano, de playa, de siesta, quizás de trasnochar, de no tener horarios y de descuidar un poco nuestra alimentación, ha llegado la hora de volver a la rutina. ¡Pero esta palabra no debe asustaros ni entristeceros! ¡Los beneficios de una rutina saludable, sana, y llevada con optimismo y motivación son innumerables! A continuación algunos tips que pueden seros de utilidad en la «vuelta al cole».

En primer lugar, tanto niños como mayores, pueden y deben seguir destinando un tiempo al día al ocio personal, descansando de las obligaciones y del ritmo de vida que se nos exige. ¡Por lo tanto, las vacaciones no han terminado al 100%! Para ello, es muy importante marcar y organizar el plan de las tareas que nos esperan al volver de las vacaciones, con la finalidad de atender nuevamente nuestra rutina diaria con más organización, más calma y más sensación de control, pero sin perder al 100% el tiempo para nosotros.

En segundo lugar, os recomendamos ir, progresivamente, recobrando vuestros horarios habituales. Sobre todo, el horario de sueño, premisa especialmente importante para los jóvenes y los más pequeños de la casa. Y, respecto a vuestros hábitos de comida, es también recomendable volver a reorganizar vuestra alimentación, sobre todo, si el verano “ha sido un poco caótico”. Nos referimos a organizar vuestra cesta de la compra, que sea saludable, que siempre tengáis la despensa llena para poder planificar con antelación comidas y cenas healthy en vuestra propia casa, o para llevaros a fuera, pero… si el tiempo apremia o queréis algo diferente… ¡recordad que siempre tenéis una mesa en cualquiera de los locales de #GreenVita!

Y, por último, y no menos importante, hay que recuperar las rutinas de actividad y ejercicio físico. El otoño es todavía una estación favorable para disfrutar del aire libre, pero sin duda, hay muchísimas actividades que pueden adaptarse a espacios cerrados y acondicionados al cambio de temperatura. Practicar yoga, bailar, caminar, correr, disfrutar con cualquier juego de equipo en compañía de otras personas, son algunas de las propuestas que os hacemos.

Sin duda, septiembre, es un mes del año sinónimo de recuperación de la rutina, de estabilidad, de nuevos retos y de reencuentros. ¡En #GreenVita miramos hacia delante y os ayudamos a todo ello! ¿Nuestro objetivo? Comer bien para vivir bien. ¡A disfrutar de la vuelta de las vacaciones!

 

 

Verano, vacaciones, la rutina desaparece de nuestra vida… y, ¡esto es maravilloso! Pero, a su vez, suele ser una época del año un poco desordenada, que puede dar lugar a una alimentación menos saludable, consecuencia del descontrol de comidas y de horarios. Nos acostamos más tarde, quizás no desayunamos tan bien como deberíamos, comemos en exceso, a deshoras, ingerimos más alcohol o bebidas azucaradas, picamos… Si, a todo este descontrol, añadimos que nuestro organismo no tiene las mismas necesidades que en otras épocas del año, debido a las altas temperaturas de los meses de junio, julio y agosto, el cóctel es perfecto. Más calor y sudoración traen consigo mayor probabilidad de deshidratación, por lo que nuestro organismo nos pide más cantidad de agua y nosotros tal vez no se la damos, más calor y más pereza para hacer deporte nos llevan a un consumo calórico menor… Así que… ¿por qué no hacemos un poquito de memoria de cómo seguir sanos durante el periodo estival?

¿Conocéis cuáles son los alimentos que ayudan a nuestro cuerpo en verano? Las frutas son las reinas del verano porque tienen un alto contenido en agua, además de vitaminas, minerales y fibra; además, contribuyen a evitar las deshidrataciones veraniegas. No obstante, no hay que abusar de ellas, debido a que tienen bastante azúcar. Os recomendamos comer sandía y melón, por su alto contenido en agua, además de porqué son frutas depurativas y con importante contenido de vitaminas A y C, así como el sabroso melocotón que cuida vuestra piel, cosa muy necesaria en verano. Por otro lado, los frutos secos, las nueces y las avellanas, también son recomendables en verano.

Respecto a las verduras y hortalizas recomendadas, cabe destacar el tomate por su poder refrescante y antioxidante, su contenido en vitaminas B, C, E y su contenido en potasio y magnesio. La lechuga, otra reina del verano. Nos mantiene hidratados y tiene un efecto saciante. El pepino tiene muchísima agua y es rico en fibra y, ¡recordad que en la piel se concentran la mayoría de los nutrientes que posee! El pimiento es tan recomendable como el pepino. Y, finalmente, el brócoli es muy interesante porqué ayudará a tu piel a mantenerse sana y flexible, mientras que su vitamina E la protege de los rayos ultravioletas. También hay que considerar los beneficios de los pescados y el marisco, especialmente el atún, las sardinas y boquerones o las anchoas, y ¡también las maravillosas almejas!

Si dais un vistazo a nuestra carta veréis que podéis encontrar la mayoría de estos alimentos en ella, para que, además de disponer de una oferta gastronómica gustosa y fresca, esta sirva, como siempre en #Greenvita, para manteneros sanos, también en verano… Ahhhh, y ¿qué debéis evitar comer? Pues está clarísimo: alimentos fritos, alimentos con alto contenido en grasas como margarinas, bollería industrial, comida rápida, sopas y salsas preparadas, palomitas, congelados y aperitivos salados o helados de crema.  Con estos consejos, estamos seguros que vais a pasar un verano fantástico, estando sanísimos y felices. Esperamos veros en cualquiera de nuestros locales, ¡allí os ayudaremos a comer bien y vivir bien, también en verano!