¡Reserva ahora!

Haz tu pedido

Elige tu restaurante más cercano:

The style outlet viladecans

Local 201, Carretera de la Vila, 90
08840 Viladecans, Barcelona

Diagonal mar

Local 13, Avda. Diagonal, 03
08019, Barcelona

Parc Vallès

Avda. Textil s/n, 2ª planta (junto a la bolera)
08233, Terrassa

Splau

Avda. del Baix Llobregat, s/n, Planta 1 (cines)
08940 Cornellà de Llobregat, Barcelona

Glòries

Avda. Diagonal, 208
08018, Barcelona

Sarrià

Santa Fe de Nou Mèxic, S/N (Esquina Dr. Fleming)
08017, Barcelona

No hay ninguno cerca de tu ubicación. Puedes consultarlos aquí: restaurantes.

¡Buenos días GreenViters! Cuando hablamos de contaminación, fácilmente pensamos en la contaminación del aire a través los vehículos o las fábricas, residuos como plásticos o desechos de difícil descomposición, o incluso materiales tóxicos para el medio. Pero un acto tan cotidiano como el aseo personal a base de jabones y/o detergentes resulta altamente perjudicial para el planeta y parece que pasa más desapercibido que los nombrados anteriormente.

El jabón, lleva presente en nuestra historia desde años atrás, en los inicios, se realizaban de forma natural, con aceites naturales y plantas aromáticas que los dotaban de agradables olores. Con el paso del tiempo y la llegada de la industria, este tipo de producto se ha explotado hasta tal punto de que no solo se trata de un producto de primera necesidad, sino que las marcas lo han ido mutando hasta transformarlo en un producto más exclusivo.

Y es precisamente ahora, cuando empezamos a preguntarnos sobre el impacto de jabones y detergentes en nuestro planeta, cuando la fabricación de los mismos se encuentra en el punto más alto. El problema principal es claro, en su proceso de elaboración se desperdician y contaminan grandes cantidades de un recurso no renovable esencial para la existencia de la vida: el agua.

Hay que tener en cuenta una serie de puntos importantes que afectan al medioamabiente:

  • Biodegradabilidad. Solo los jabones con el Tensioactivo (sustancia de los jabones que causa perjuicios a la vida acuática) que pierda el 90% de su propiedad de disminuir la tensión superficial del agua a los 28 días de ser vertido puede etiquetarse como biodegradable.

 

  • Eutrofización. Muchos detergentes convencionales utilizan fosfatos, fosfonatos o percarboxilatos como potenciadores. Estas sustancias actúan como fertilizantes de las algas, haciendo que se reproduzcan de forma masiva. Esto agota el oxígeno del agua, que deja de estar disponible para la fauna acuática (microbios y peces), además de generar malos olores y  causar desequilibrios muy graves en lagos y ríos.

 

  • Blanqueadores. Aunque ya casi no se utilizan blanqueadores en este tipo de productos, estos podían contener cloro u oxígeno. Uno de los principales problemas de la industria del cloro es que genera sustancias organocloradas, como dioxinas y furanos, que causan muchos problemas de salud como: disfunciones hormonales, malformaciones en el feto y cáncer, entre otros, y debido a que no se pueden metabolizar, se acumulan en los tejidos de los seres vivos.

 

  • Antibacteriales. Últimamente, muchos detergentes convencionales contienen agentes antibacteriales. No tienen ninguna utilidad práctica, y en cambio pueden causar problemas a la vida bacteriana acuática.

 

  •  Envasado. Aunque hay detergentes que se presentan en cajas de cartón, la tendencia es presentar los detergentes y jabones convencionales en envases  plásticos. Lo más habitual es usar varios tipos de plástico que no pueden separarse posteriormente, y por lo tanto tampoco se pueden reciclar. Esto resulta un grave problema para nuestro planeta.

 

Como veis es muy importante que todos tomemos consciencia de ello y empecemos a actuar pensando en el cuidado del planeta y de forma directa, en la nuestra propia supervivencia. Urge promover el uso de jabones y detergentes biodegradables, además de otras sustancias para la limpieza en general, que acaban desembocando en los drenajes, que a su vez llegan a los ríos y mares, causando grave contaminación de las aguas, lo cual amenaza la existencia de muchísimas especies.

Uno de los primeros pasos para contribuir a la reducción de la contaminación es ser conscientes de todo lo que contamina, que nos informemos y busquemos alternativas libres de residuos, que cada vez son más, pero todavía falta que le demos más protagonismo a todas ellas en nuestro día a día.

Muchas veces pensamos que para comer, basta con echarse algo a la boca, y eso no es así. Es necesario ser conscientes de la repercusión que puede tener en nuestro organismo alimentarse de determinada manera y aunque el cuerpo sea una máquina viva, que puede regenerarse, excederse en malas conductas alimentarias podría provocar daños irreversibles.

¿A nadie se le ocurriría recargar el combustible de un coche diésel con gasolina verdad? Con el cuerpo pasa algo parecido y sin embargo constantemente somos cómplices de este tipo de hábitos alimenticios en nuestra sociedad.

Muchos de los alimentos que vemos diariamente en los supermercados están vacíos de nutrientes, y no solo eso, también contienen aditivos y otras sustancias que son literalmente veneno para nuestro cuerpo. Lo más curioso de todo, es que lucen un aspecto apetecible, pero no te dejes engañar, son lobos con piel de cordero.

En GreenVita nos encanta saber que lo que comemos no solo tiene un aspecto espectacular, sino que además de delicioso resulta 100% saludable y nutritivo. Estamos comprometidos a compartir con vosotros todo lo beneficioso de los alimentos naturales, ecológicos y de proximidad, ya que son nuestro pan de cada día.  Pero hoy queremos darle la vuelta y dedicar un momento a hablaros de los alimentos con los que no debéis excederos, si realmente queréis llevar una alimentación equilibrada y saludable.

  • Bollería industrial: apenas aporta nutrientes, tiene un alto contenido en azúcar. Es muy rica en precursores del colesterol malo (LDL) y además adictiva.
  • Alimentos muy procesados: aquellos que están elaborados con ingredientes de muy baja calidad, ricos en azúcares, grasas saturadas, conservantes y químicos que a la larga podrían repercutir negativamente en la salud.
  • Alimentos cuya base de cocinado sea rebozados o fritos: absorben gran cantidad de grasas saturadas que se relacionan con efectos cancerígenos.
  • Embutidos demasiado grasos: principalmente por aportar grasas de origen animal (saturadas).
  • Alimentos basados en harinas refinadas: hacen que el cuerpo capte azúcar en exceso, podrían alterar algunas funciones metabólicas y hormonales, además pueden resultar adictivos.
  • Alcohol: aporta calorías «vacías» y aumenta la sensación de hambre.

El consumo de todos ellos, sobre todo si es elevado y periódico, puede acarrear serios problemas para la salud, causando enfermedades como son la diabetes, colesterol alto, problemas cardiovasculares; provocar obesidad, desnutrición, falta de vitalidad y/o adicción.

Así que desde GreenVita hacemos un llamamiento a que cuidéis lo que coméis, ya que esto se traduce en cuidar de vosotros y de vuestro organismo. Eliminando de la dieta o consumiendo de forma muy esporádica estos alimentos, ganareis en vitalidad, calidad de vida y salud.

Para nosotros “comer bien es vivir bien” y nos encanta hacerlo disfrutando de platos deliciosos, nutritivos y equilibrados. Por ello contamos con propuestas variadas y saludables en nuestra carta, que sin duda os harán aterrizar en el universo de la buena gastronomía. ¿Venís a formar parte del movimiento GreenVita?

En GreenVita hemos sido pioneros en incorporar desde el primer día una filosofía de vida acorde con la salud y el bienestar, no solo de las personas, también del medio ambiente.

En una sociedad sin pausa y desenfrenada, nosotros decidimos tomar aire, plantarnos y reflexionar sobre: ¿Cuáles son nuestras necesidades básicas como seres humanos? ¿Cómo cubrirlas? ¿Y cómo lograr que todo ello resulte sostenible?

¿La respuesta? Ingredientes no procesados, locales, de temporada y ecológicos.

Así surgió una de las bases de GreenVita, nuestra filosofía alimentaria. En ella se sustentan nuestras propuestas gastronómicas, gracias a las cuales millones de personas han logrado modelar sus hábitos, descubriendo los beneficios de una vida saludable y siendo activos potenciales en dar voz al movimiento healthy y ecológico.

Parecía que habíamos encontrado respuesta a las anteriores preguntas. Cubrir nuestras necesidades básicas de forma óptima para nuestro organismo pasaba por el consumo de productos saludables, sin procesados ni aditivos. Abastecernos con productos de temporada y/o ecológicos hacía que todo el proceso resultara 100% sostenible.

Pero… ¿Cuidar la alimentación y el medio es suficiente?

Nos dimos cuenta que, a pesar de que el cuerpo humano está diseñado para estar en movimiento, la sociedad estaba mutando hacia generaciones encerradas en sí mismas, sedentarias, que vivían tras las pantallas. Esto resultaba en un problema grave para la salud, así que los puntos anteriores perdían fuerza y sentido si no potenciábamos también la realización de actividad física.

Fue así como establecimos el segundo pilar. La actividad física, que junto a los buenos hábitos, se convertían en una base sólida, firme y estable para mantener en pie todo nuestro proyecto y sobre el que todavía hoy crecemos.

Comer sano debe ir siempre de la mano de la actividad física, no solo ayudará a mantener tu peso, también prevendrá a tu organismo de los riesgos de contraer enfermedades. Estos elementos determinarán tu estilo de vida, que está directamente relacionado con tu salud.

¡Únete al movimiento GreenVita y suma con nosotros, sabor, sostenibilidad y vitalidad!

¡Hola #GreenViters! Ya estamos en pleno otoño, estación caracterizada por cambios constantes. Seguro que ya veis que el día se va acortando, ya no vemos el sol tan a menudo como antes, y van, poco a poco, bajando las temperaturas, que vienen acompañadas de precipitaciones y peor tiempo atmosférico.

Todos estos cambios obligan a nuestro organismo a adaptarse y a ¡avisar a nuestros biorritmos que el verano ya se ha acabado! Ya nos encontramos inmersos en rutinas de trabajo, de estudio, actividades físicas, y por esto muchas personas se sienten faltas de energía, con cansancio o con tristeza. Todos ellos son síntomas temporales que van desapareciendo a medida que nuestro cuerpo se adapta a los cambios.

Para ayudarnos a superar este punto tan complicado del año, os dejamos algunos consejos:

En primer lugar, descansar, y, sobretodo, dormir lo necesario, para que este sueño sea reparador. En segundo lugar, un ejercicio físico, moderado, constante, que, en la medida de lo posible, nos permita tomar el sol, que controlará nuestra serotonina. Y, finalmente, control de hábitos alimenticios.

Estos hábitos tienen que pasar por un buen desayuno, que tiene una importancia capital, ya que nuestro cuerpo viene de un ayuno de unas 8 o 10 horas, por lo tanto, ¡necesitáis de alimentos que os aporten energía y nutrientes para comeros el día! No olvidéis comer algo a mitad mañana, para mejorar vuestro rendimiento físico y mental, incrementando la concentración y productividad, y mantenerte sano. ¡Y vuestro humor también se va a beneficiar! Estamos hablando de alimentos healthy, que no contengan aceites refinados y… aunque el café o la cervecita de las 12 apetezcan, no suele ser esto lo más indicado a nivel nutricional. Podéis tomar un lácteo (leche, queso o yogur) o en su lugar leche vegetal o un zumo fresco de frutas y verduras o alguna pieza de fruta que os aporte vitaminas. El mediodía es el momento ideal de incorporar hidratos de carbono, las proteínas y otros nutrientes, que combinados de forma sana ayuden a mantener el ritmo diario y enfrentarnos a la tarde, donde suelen concentrarse todo tipo de actividades deportivas, estar con los niños… Y, para la cena, lo ideal es algo ligero y saludable, que no dificulte la digestión, y, sobretodo, nada de excitantes ni grasas saturadas.

Os recordamos que, en GreenVita, tenemos abierto en una franja horaria muy amplia para ayudaros a conseguir esos hábitos nutricionales que tan necesarios son, y que tenemos una carta muy extensa de ensaladas, salteados, burgers a la brasa, pescados y gratinados al horno, que harán las delicias de vuestra dieta. ¡Os esperamos!

Es verdad que existe la cuesta de enero… ¡pero también la de septiembre! Así que,  en #GreenVita,  os queremos ayudar a llevarla fantásticamente.

El final del verano puede ser un nuevo comienzo, dentro del año, ¡que nos ayude a terminarlo aún mejor de lo que lo hemos empezado! Después de días de verano, de playa, de siesta, quizás de trasnochar, de no tener horarios y de descuidar un poco nuestra alimentación, ha llegado la hora de volver a la rutina. ¡Pero esta palabra no debe asustaros ni entristeceros! ¡Los beneficios de una rutina saludable, sana, y llevada con optimismo y motivación son innumerables! A continuación algunos tips que pueden seros de utilidad en la «vuelta al cole».

En primer lugar, tanto niños como mayores, pueden y deben seguir destinando un tiempo al día al ocio personal, descansando de las obligaciones y del ritmo de vida que se nos exige. ¡Por lo tanto, las vacaciones no han terminado al 100%! Para ello, es muy importante marcar y organizar el plan de las tareas que nos esperan al volver de las vacaciones, con la finalidad de atender nuevamente nuestra rutina diaria con más organización, más calma y más sensación de control, pero sin perder al 100% el tiempo para nosotros.

En segundo lugar, os recomendamos ir, progresivamente, recobrando vuestros horarios habituales. Sobre todo, el horario de sueño, premisa especialmente importante para los jóvenes y los más pequeños de la casa. Y, respecto a vuestros hábitos de comida, es también recomendable volver a reorganizar vuestra alimentación, sobre todo, si el verano “ha sido un poco caótico”. Nos referimos a organizar vuestra cesta de la compra, que sea saludable, que siempre tengáis la despensa llena para poder planificar con antelación comidas y cenas healthy en vuestra propia casa, o para llevaros a fuera, pero… si el tiempo apremia o queréis algo diferente… ¡recordad que siempre tenéis una mesa en cualquiera de los locales de #GreenVita!

Y, por último, y no menos importante, hay que recuperar las rutinas de actividad y ejercicio físico. El otoño es todavía una estación favorable para disfrutar del aire libre, pero sin duda, hay muchísimas actividades que pueden adaptarse a espacios cerrados y acondicionados al cambio de temperatura. Practicar yoga, bailar, caminar, correr, disfrutar con cualquier juego de equipo en compañía de otras personas, son algunas de las propuestas que os hacemos.

Sin duda, septiembre, es un mes del año sinónimo de recuperación de la rutina, de estabilidad, de nuevos retos y de reencuentros. ¡En #GreenVita miramos hacia delante y os ayudamos a todo ello! ¿Nuestro objetivo? Comer bien para vivir bien. ¡A disfrutar de la vuelta de las vacaciones!

 

 

Es bien cierto que, en verano, y debido al calor y la humedad ambiental, no nos apetece tanto hacer actividad física. Pero también es verdad que el verano nos ofrece muchas y divertidas posibilidades de hacer ejercicio al aire libre. Hay que bajar la intensidad de la actividad física y escoger las horas del día más frescas, protegernos del sol, hidratarnos e incluso vigilar con los cambios de temperatura en las instalaciones con aire acondicionado... ¡Pero podéis seguir cuidando vuestro cuerpo y vuestra salud como hacéis en invierno!

Por ejemplo, ¿qué os parecería hacer unos largos extra en una piscina tan natural como es el océano? ¿O quizás en un lago de aguas cristalinas en plena montaña? Ahí tenéis un buen ejercicio para el verano: ¡simplemente, nadar! Otra actividad física a la que no os podréis resistir es el buceo. ¿Qué mejor manera de pasar estas calores que nos sofocan y potenciar nuestro lado healthy que observando las maravillas del fondo marino? ¡Todo un placer! ¿Y qué nos decís de, simplemente, caminar por la orilla de la playa? Largos paseos sobre la arena son altamente beneficiosos y bastante suaves. ¡A caminar!

Otra propuesta es hacer yoga en la playa, ¿qué os parece? Es una delicia ejercitar el cuerpo, mantenerse sano,  y relajar la mente con el sol, el mar, la arena y la brisa refrescando el cuerpo. Evitad ,por supuesto, las horas más intensas del sol, es recomendable practicar a primera hora de la mañana o al anochecer. Además, es una actividad física, mental y energética muy agradable de practicar en grupo.

También podéis practicar voleibol, futbol o tenis en la playa, pero evitad las horas más fuertes del sol y, debido a que son actividades físicas más intensas, descansad cuando lo necesitéis, id a la sombra, e hidrataros muy bien. ¿Y bailar en la playa al ritmo de la canción del verano?, ¡es también muy divertido! Y, una última sugerencia para cuidarte haciendo actividad física en verano, es el pádel surf, todo un fenómeno desde hace unos años… pero, si queréis estar a la última… podéis también atreveros con el pádel yoga, la fusión del surf estático y las posturas o asanas de yoga… ¡todo un reto! Así que, no tenéis excusa para seguir cuidando vuestro cuerpo y además pasar un divertido verano. ¡Comed bien, ejercitad vuestro cuerpo y a vivir bien en verano!

 

¿Habéis venido a visitar nuestros restaurantes durante el mes de mayo? ¿No habéis notado algo diferente? ¿Habéis navegado por nuestra web? ¿Habéis leído la newsletter semanal? Si habéis respondido sí a todas o a la mayoría de las preguntas, ya sabéis a qué nos referimos al decir: ¡Renovarse o morir!

En GreenVita queremos poner nuestro granito de arena por una alimentación más sana, equilibrada y natural, pero también fresca, divertida y dinámica. Por eso, este mes de mayo, ¡hemos estrenado carta! ¿Y, por qué?

En primer lugar, viene el verano, y todos modificamos nuestra alimentación, haciéndola más ligera, más colorida y más apetecible para pasar el calor y mantenernos bien hidratados. En segundo lugar, estar sano requiere moverse y en actitud proactiva. En GreenVita ofreceros variedad y dinamismo culinario es una de nuestras premisas: nada está equilibrado si no es variado, y… ¡no se vive bien si no se come bien!

¿Y cómo hemos renovado nuestra Carta?

Hemos ampliado nuestra variedad de ricas ensaladas, muy indicadas para la temperatura del verano. Destacamos la nueva ensalada de tomates asados y queso feta y también hemos introducido la ensalada del día, para ofrecer más variedad a los clientes que nos visitáis frecuentemente.

También tenemos nuevo apartado de especialidades del chef, donde encontrareis el poke de salmón con hojas frescas, salmón marinado, arroz integral eco, sésamo, alga wakame, edamame, pad choi y chutney de mango. Y, como segunda especialidad del chef, no os perdáis el ceviche, consistente en pescado del día, cebolla roja, apio, jengibre, cilantro, lima, naranja y chipote.

En el apartado de entrantes hemos incorporado hummus de lenteja y el riquísimo gazpacho, rey de los meses de calor. En nuestros salteados también hay novedades, rissoto con calabaza a la brasa y cebolla asada  y salteado de tagliatelle nero.

En el apartado de carnes es donde más novedades os podemos ofrecer. Nuevas variedades de pollo de corral a la brasa, como el pollo teriyaki y el pollo mediterráneo con pisto, queso de cabra y berenjena asada. Y las grandes estrellas de la nueva carta: el roastbeef y el kefta, carne de ternera ecológica macerada con cilantro y comino, acompañada de verduras asadas, tzatziki y bulgur.

¡Y, ya no os vamos a desvelar ningún secreto más! ¡Os invitamos para que los descubráis por vosotros mismos!

Muchas veces escogemos los ingredientes de nuestras comidas por lo apetecibles que nos resultan sin pensar en las propiedades del alimento con el que estamos cocinando. Por ello, hoy, GreenVita os explicará cuatro cosas curiosas sobre uno de los productos más consumidos en el mundo, el limón. Sus propiedades alimentarias, aplicaciones terapéuticas, decorativas en zumos y licores, su uso como condimento para postres caseros y deliciosos pasteles, así como sus capacidades limpiadoras y aromatizantes tal vez no son del todo conocidas por ti y lo convierten, también, en un “súper alimento”.

El limón es un híbrido de la especie Citrus médica y proviene del sudeste asiático y fue reintroducido en España hacia el siglo XIII por los árabes tras su desaparición de las plantaciones de Europa en el siglo III.

Todo en el limón es aprovechable, tanto la pulpa como la piel y, por supuesto, su zumo. Además es el fruto de un árbol que produce durante todo el año, con lo que ¡tenemos limón para rato! Con él podemos marinar pescado crudo o bien usarlo cuando lo cocinamos al horno o a la plancha, es excelente en crudo de acompañamiento, una vez hemos extraído su zumo y regado con él los alimentos de los cuales queremos intensificar los sabores. Cocinemos arroces, carnes, pasta, marisco y todo cuanto se nos ocurra, y el limón siempre será un excelente aderezo.

Es un alimento activo que trabaja con intensidad sus propiedades nutritivas por la gran cantidad de vitamina C que posee, vitamina que actúa como una gran defensa natural contra gripes, resfriados y alergias. Por otro lado, el limón es un potente cicatrizante de heridas que podemos tener siempre a mano estemos o no en un lugar provisto de medicamentos.

En infusiones, una rodaja de limón o zumo exprimido con miel hace de antibiótico natural igual que la miel, el ajo o la cebolla, poniendo a nuestro abasto todas sus propiedades curativas. También es un digestivo potente gracias a su PH, menos ácido que el del cuerpo humano, por tanto, hace funciones de alcalinizante, evitando con ello malas digestiones y ardores de estómago, tan molestos como peligrosos para la salud y el bienestar, además, es muy recomendable para el estómago y ayuda al drenaje del hígado, y mezclado con aceite se recomienda para extraer de forma natural piedras del hígado, riñón y vesícula.

Su forma, olor, sabor, tacto y presencia son atractivos y decorativos y dan colorido a la mesa bien puesta, a tus desayunos o a cualquier hora del día. Apuntaos a poner un limón en vuestra dieta diaria, ¡en #Greenvita lo encontrarás en más de un plato! Vuestra salud lo contará. (#Comebienvivebien). Y acordaos: “Mi limón, mi limonero, entero me gusta más…”.

Mientras todos discutimos de si turismo y movilidad sí o no, de si queremos o no pisos turísticos, de gentrificación, del exceso de terrazas, del bicing… GreenVita se ha puesto manos a la obra y se ha ido al corazón del meollo sostenible, al 2018 Oikos Spring Meeting, celebrado en Barcelona, en la Universidad ESADE, en Sant Cugat, y allí se ha pasado un ratito (del 8 al 11 de marzo)… y, desde allí, os traemos ésta crónica, y os lo contamos para que no perdáis ni un detalle.

Greenvita debatió sobre los grandes atractivos turísticos que tenemos en Barcelona y cómo de importante es hacer dicha ciudad y el turismo que llega a ella (ya que es una de las ciudades más visitadas del planeta) lo más sostenible posible. Porqué… ¡ep!, no lo dudéis, ¡¡Barcelona es buena y bonita!!, pero debemos cuidarla entre todos y, desde nuestra pequeña atalaya, GreenVita colabora con una hostelería más sostenible.

En el meeting nos reunimos empresarios, expertos, alumnos, maestros, agentes… que tenemos interés en crear una consciencia social sobre movilidad y turismo sostenible y fue una buena excusa para pensar, de forma transparente y honesta, cómo conseguir éste objetivo tan loable a la práctica y cómo cada agente integra éstos elementos en su Responsabilidad Social Corporativa. Y… ¿qué significa ésto de la Responsabilidad Social Corporativa? Pues hace referencia a las empresas que tienen respeto por su entorno, por el medio ambiente y los agentes que con ella interactúan, que se preocupan del impacto de los productos que lanzan al mercado y del efecto de sus procesos productivos en el ecosistema empresarial, social y ecológico que les rodea.

Nosotros, siempre bajo nuestros principios del ADN GreenVita, ya trabajamos en esa línea, de forma proactiva, luchando por una gastronomía sostenible, sana, natural, saludable, basada en la compra a productores cercanos, que sea eje fundamental de una buena alimentación, pero también que sea responsable socialmente con clientes, entorno… En ese sentido, creemos que una manera de contribuir, bajo los conceptos de Healthy Food, es ofrecer una dieta flexi, sana, natural (#Comebienvivebien), cocinando de verdad, sin vender humo, sin engaños, comprometidos contigo… Otras maneras de colaborar son utilizar agua no embotellada, sino filtrada, o enfocar nuestra carta más a las verduras que a la carne o el pescado, intentando respetar, de ésta manera, al máximo el medio ambiente.

Pasado ya el tiempo de Oikos, seguiremos informando en nuestro blog y en redes sociales de todas las actividades que hagamos… así que… ¡devoradnos! En los platos, en el blog, en redes… si no nos ponéis un like nos lo apuntamos… porqué vuestro punto de vista, vuestros likes, comentarios, opiniones… nos importan mucho, que lo sepáis… y, mientras pensamos cómo mejorar el mundo, y nos agendamos la próxima visita a Oikos… os esperamos con la mesa puestaaaaaa. No tardéis… venid con la calma… ¡Hasta pronto!

 

GreenVita participó, hace unas semanas, en el evento MadeInfluencer, con la experiencia “Show Cooking GreenVita, un concepto Food&Healthy”, actividad a través de la cual da a conocer su marca Healthy Food y el ADN GreenVita.

¡Pero, eh! El momento delicioso y suculento fue la demostración visual y la degustación de la cocina de nuestros restaurantes. Como siempre, alimentos de buena calidad y saludables, bien combinados con estima y calma. ¡Muy, muy recomendable! ¿Os apuntáis la próxima vez? Porqué… la idea es seguir realizando dos encuentros anuales en Barcelona y extenderlos a otras ciudades o países del mundo.

#MadeInfluencer es el primer fórum internacional, con sede en Barcelona, donde podernos encontrar con los relatos de influencers, marcas y bloguers y youtubers… profesionales que, en la pasada edición, se reunieron el jueves 1 de febrero a las 19h en Poblenou, en el espacio #ROC35.

¡¡Nosotros estuvimos allí, y así te lo explicamos!! Además de GreenVita, otras marcas y empresas de estilo de vida, viajes, gastronomía, turismo y medios de comunicación… compartieron con nosotros el espacio y la experiencia. La noticia para estudiantes es que se crea, en España, el “Master Socialmedia, Influencer & profesional Blogger y VideoBlogger”, así que… ¿alguien se anima?

Las entradas del MadeInfluencer se agotaron, y más de 100 participantes apoyaron la idea, hecho que asegura su continuidad y su éxito hasta la próxima edición, éxito al que ayudaron, además de todas las marcas participantes y los asistentes, patrocinadores tan destacados como Renfe-SNCF en Cooperación, DietBOX y GreenVita. ¡Ya nos conocéis! ¡No podemos evitar inmiscuirnos en cualquier novedad que facilite la creatividad, la comunicación y el contacto con vosotros! ¡¡Uff!!… somos buenos, ¿verdad? (¡buenos de sanos, claro!)

La primera edición de #MadeInfluencer fue magnífica, como puedes comprobar. ¿Te animas a la siguiente? Es el 25 de Octubre de 2018.

 

¿Cuál será el alimento del futuro? ¿Aquel qué por su composición, cultivo, transporte… pueda acabar con el hambre en el mundo o sea escogido por los astronautas para saciar su hambre interestelar? Pues, la verdad, es muy difícil determinar qué se comerá de aquí veinte años, y qué alimento tendrá esta capacidad mágica… pero, si tuviéramos que apostar, nuestra apuesta sería, claramente, por la quinoa.

La quinoa, que aunque se consume en los Andes desde hace más de 7.000 años es una recién llegada a nuestra cultura, es uno de los alimentos que se presentan como firmes candidatos al superalimento del futuro. Y no lo decimos sólo nosotros, sino que nos apoya, en esta noble causa, ni más ni menos, que la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación) o la NASA, y no lo hacen porqué sí. La quinoa, por su composición, es ideal para todo el mundo, pero, especialmente, para todas aquellas personas que necesitan más mimo (niños, personas con intolerancias, mujeres embarazadas…). El manjar sagrado de los Incas es recomendable por sus increíbles y excelentes propiedades nutricionales, pues contiene absolutamente todos los aminoácidos necesarios para el ser humano, así como una combinación perfecta de proteínas, grasas y carbohidratos.

La quinoa, además, no contiene gluten, por lo que es perfecta para celíacos e intolerantes al gluten, y está cargada de hierro, magnesio, zinc, litio, calcio, fósforo, fibra y vitaminas (entre ellas, la E). Existen tres tipologías diferentes de quinoa, la blanca, la roja y la negra, cada una de ellas con ligeras diferencias respecto a la cantidad de calorías, porcentaje de proteínas o carbohidratos. Así que… ¿qué mejor manera de aprovechar toda esta diversidad que combinando las tres propuestas? La quinoa real que utilizamos en GreenVita és la unión perfecta de quinoa blanca, roja y negra, y la puedes encontrar en nuestras ensaladas (como el Trío de quinoa ecológica), en nuestras hamburguesas veggie, o en nuestros salteados de quinoa y pollo o quinoa y tofu. ¿Aún no la has probado? ¡Avánzate al futuro, ven a GreenVita y a disfrutarla!

Nos vemos en el próximo blog. Mientras tanto #Comebienvivebien