¡Reserva ahora!

Haz tu pedido

Elige tu restaurante más cercano:

The style outlet viladecans

Local 201, Carretera de la Vila, 90
08840 Viladecans, Barcelona

Diagonal mar

Local 13, Avda. Diagonal, 03
08019, Barcelona

Parc Vallès

Avda. Textil s/n, 2ª planta (junto a la bolera)
08233, Terrassa

Splau

Avda. del Baix Llobregat, s/n, Planta 1 (cines)
08940 Cornellà de Llobregat, Barcelona

Glòries

Avda. Diagonal, 208
08018, Barcelona

Sarrià

Santa Fe de Nou Mèxic, S/N (Esquina Dr. Fleming)
08017, Barcelona

No hay ninguno cerca de tu ubicación. Puedes consultarlos aquí: restaurantes.

Vivimos en un mundo lleno de estímulos visuales y sonoros. Constantemente, en nuestra carrera de fondo, nos rodean anuncios, tonos de móvil, llamadas de teléfono, conflictos, gritos, situaciones difíciles… Si, además, le añadimos al día a día la situación rarísima y caótica que ha traído el maldito Coronavirus, el cóctel no puede ser más explosivo. No resulta nada complicado entender que, en nuestro país, como explica el Consejo General de Psicología, el 96% de los españoles y españolas han sufrido algún episodio de estrés durante el último año. De este porcentaje, nada más y nada menos que, el 42%, sufren estrés de manera recurrente, datos muy preocupantes y que asustan, ¿verdad? ¿Te sientes incluido en ese 96%?

Ya sabes que, en #Greenvita, somos amantes de la buena cocina, de la comida saludable ¡y de la vida sana! Y eso exige tener el stress a ralla. Por eso, siempre que podemos, dedicamos newsletters, blogs o posts en nuestras redes sociales a tratar este tema tan delicado e importante en nuestra vida porque, recuerda que, el maldito estrés, se puede manifestar física, emocional, cognitiva o conductualmente, y que es necesario controlarlo si no queremos, en primer lugar, vivir una vida agobiante pero, más aún, si no queremos que sea el detonante de problemas más graves como el estrés crónico, los infartos de miocardio, los ictus o el debilitamiento del sistema inmunológico, entre otras patologías. Así que, para que este indeseable amigo no domine nuestra vida, vamos a seguir algunas pautas para eliminarlo correctamente. Hoy, en este blog, algunas técnicas para lidiar con él y, para ello, nada más y nada menos que ¡consejos de los mejores doctores y especialistas en la materia!

Ahora que lo veo… ya me ha pasado como siempre, me enrollo, me enrollo, y ¡no me da tiempo de nada! ¡Me comprometo a no hacer lo mismo la próxima vez! Bueno, sí… los consejos: ejercicio, dieta equilibrada, desensibilización sistémica, relajación, meditación y autocontrol. ¿Fácil verdad? Como, seguramente te has quedado con ganas de más… en próximos blogs profundizo en ellas… ¡Prometido!

¡Buenos días GreenViters! Cuando hablamos de contaminación, fácilmente pensamos en la contaminación del aire a través los vehículos o las fábricas, residuos como plásticos o desechos de difícil descomposición, o incluso materiales tóxicos para el medio. Pero un acto tan cotidiano como el aseo personal a base de jabones y/o detergentes resulta altamente perjudicial para el planeta y parece que pasa más desapercibido que los nombrados anteriormente.

El jabón, lleva presente en nuestra historia desde años atrás, en los inicios, se realizaban de forma natural, con aceites naturales y plantas aromáticas que los dotaban de agradables olores. Con el paso del tiempo y la llegada de la industria, este tipo de producto se ha explotado hasta tal punto de que no solo se trata de un producto de primera necesidad, sino que las marcas lo han ido mutando hasta transformarlo en un producto más exclusivo.

Y es precisamente ahora, cuando empezamos a preguntarnos sobre el impacto de jabones y detergentes en nuestro planeta, cuando la fabricación de los mismos se encuentra en el punto más alto. El problema principal es claro, en su proceso de elaboración se desperdician y contaminan grandes cantidades de un recurso no renovable esencial para la existencia de la vida: el agua.

Hay que tener en cuenta una serie de puntos importantes que afectan al medioamabiente:

  • Biodegradabilidad. Solo los jabones con el Tensioactivo (sustancia de los jabones que causa perjuicios a la vida acuática) que pierda el 90% de su propiedad de disminuir la tensión superficial del agua a los 28 días de ser vertido puede etiquetarse como biodegradable.

 

  • Eutrofización. Muchos detergentes convencionales utilizan fosfatos, fosfonatos o percarboxilatos como potenciadores. Estas sustancias actúan como fertilizantes de las algas, haciendo que se reproduzcan de forma masiva. Esto agota el oxígeno del agua, que deja de estar disponible para la fauna acuática (microbios y peces), además de generar malos olores y  causar desequilibrios muy graves en lagos y ríos.

 

  • Blanqueadores. Aunque ya casi no se utilizan blanqueadores en este tipo de productos, estos podían contener cloro u oxígeno. Uno de los principales problemas de la industria del cloro es que genera sustancias organocloradas, como dioxinas y furanos, que causan muchos problemas de salud como: disfunciones hormonales, malformaciones en el feto y cáncer, entre otros, y debido a que no se pueden metabolizar, se acumulan en los tejidos de los seres vivos.

 

  • Antibacteriales. Últimamente, muchos detergentes convencionales contienen agentes antibacteriales. No tienen ninguna utilidad práctica, y en cambio pueden causar problemas a la vida bacteriana acuática.

 

  •  Envasado. Aunque hay detergentes que se presentan en cajas de cartón, la tendencia es presentar los detergentes y jabones convencionales en envases  plásticos. Lo más habitual es usar varios tipos de plástico que no pueden separarse posteriormente, y por lo tanto tampoco se pueden reciclar. Esto resulta un grave problema para nuestro planeta.

 

Como veis es muy importante que todos tomemos consciencia de ello y empecemos a actuar pensando en el cuidado del planeta y de forma directa, en la nuestra propia supervivencia. Urge promover el uso de jabones y detergentes biodegradables, además de otras sustancias para la limpieza en general, que acaban desembocando en los drenajes, que a su vez llegan a los ríos y mares, causando grave contaminación de las aguas, lo cual amenaza la existencia de muchísimas especies.

Uno de los primeros pasos para contribuir a la reducción de la contaminación es ser conscientes de todo lo que contamina, que nos informemos y busquemos alternativas libres de residuos, que cada vez son más, pero todavía falta que le demos más protagonismo a todas ellas en nuestro día a día.

¡Buenos días #GreenViters!  Como sabemos que hoy empezáis un nuevo día, lleno de energía y salud como siempre, hoy queremos hablaros de un elemento muy importante y generador de bienestar en nuestras vidas: el sol.

Ha sido siempre, y será, tanto la razón de nuestra existencia como una fuente de energía renovable pero, además, el sol también presenta múltiples beneficios para nuestra salud (tomando siempre las precauciones adecuadas en caso de largas exposiciones).

En primer lugar, tomar el sol (unos 5-10 minutos entre dos y tres veces a la semana) ayuda a producir una vitamina muy preciada en nuestro cuerpo: la vitamina D. Esta vitamina es muy importante para ayudar al cuerpo en el proceso de mineralización de los huesos, reduciendo así el riesgo de padecer osteoporosis. La producción de esta vitamina  también ayuda a aumentar la circulación al reducir la presión en sangre.

En segundo lugar, tomar el sol no sólo mejora el aspecto de tu piel desde un punto de vista estético, sino que también ayudará a tu piel a eliminar las impurezas atrapadas en tu cuerpo. Asimismo, el sol produce un efecto estimulador en nuestras defensas, ya que se ha demostrado que el sol es capaz de aumentar el número de glóbulos blancos (nuestros defensores frente a agentes externos que tratan de entrar en nuestro cuerpo).

Finalmente, está demostrado que las temporadas del año con mayor incidencia solar en nosotros son las que presentamos unos niveles de felicidad mayores. Detrás de esta afirmación se encuentra una razón científica, y es que los rayos solares (UV) aumentan la producción de un neurotransmisor relacionado con esa sensación de felicidad y bienestar: la serotonina. Este neurotransmisor está relacionado con el estado de ánimo de nuestro cuerpo, aunque también actúa como regulador del sueño y de la temperatura del cuerpo.

¡Esperamos que os haya gustado nuestra nueva entrada en el blog sobre los beneficios del sol en nuestra salud! Aunque, como ya sabéis, combinar estos beneficios junto a otros buenos hábitos de vida como la actividad física y una dieta saludable y equilibrada, os ayudarán a mejorar la calidad de vuestra vida hasta niveles que jamáis imaginasteis. ¡Come bien, vive bien!

https://www.youtube.com/watch?v=yNGn8uzJqZ8

¿Qué os ha parecido este video informativo de la Generalitat sobre los buenos habitos para llevar una vida llena de salud y bienestar?

Nosotros estamos totalmente de acuerdo con todas estas prácticas y, de hecho, los que conocéis bien nuestros restaurantes GreenVita sabréis que nuestra filosofia sigue totalmente todas estas buenas costumbre recomendadas en el video.  Con pequeños cambios en nuestra alimentación podemos llegar a obtener grandes beneficios a largo plazo en nuestra salud.

Todo empieza por reemplazar alimentos perjudiciales por otros más beneficiosos, como por ejemplo los dulces procesados por frutas y hortalizas con grandes cantidades de minerales, vitaminas y fibra, o complementar tus platos con frutos secos por los grandes aportes de energía, minerales y proteínas vegetales. Además, realizar ejercicio regular causará en tu cuerpo cambios tanto físicos, como psicológicos y emocionales gracias al estímulo de neurotransmisores que generarán  en ti esa sensación de bienestar que tanto deseamos.

Por esa razón, desde una alimentación saludable y beneficiosa gracias a las gamas de alimentos saludables y beneficiosos que utilizamos hasta actividades deportivas y sociales como el yoga o los talleres de la salud que organizamos (podéis encontrar las fechas en nuestras newsletter)…¡ Podrás cambiar a un estilo de vida que te llenará de bienestar gracias a  #GreenVita!