¡Reserva ahora!

Haz tu pedido

Elige tu restaurante más cercano:

The style outlet viladecans

Local 201, Carretera de la Vila, 90
08840 Viladecans, Barcelona

Diagonal mar

Local 13, Avda. Diagonal, 03
08019, Barcelona

Parc Vallès

Avda. Textil s/n, 2ª planta (junto a la bolera)
08233, Terrassa

Splau

Avda. del Baix Llobregat, s/n, Planta 1 (cines)
08940 Cornellà de Llobregat, Barcelona

Glòries

Avda. Diagonal, 208
08018, Barcelona

Sarrià

Santa Fe de Nou Mèxic, S/N (Esquina Dr. Fleming)
08017, Barcelona

No hay ninguno cerca de tu ubicación. Puedes consultarlos aquí: restaurantes.

¡Buenos días #GreenViters!  Como sabemos que hoy empezáis un nuevo día, lleno de energía y salud como siempre, hoy queremos hablaros de un elemento muy importante y generador de bienestar en nuestras vidas: el sol.

Ha sido siempre, y será, tanto la razón de nuestra existencia como una fuente de energía renovable pero, además, el sol también presenta múltiples beneficios para nuestra salud (tomando siempre las precauciones adecuadas en caso de largas exposiciones).

En primer lugar, tomar el sol (unos 5-10 minutos entre dos y tres veces a la semana) ayuda a producir una vitamina muy preciada en nuestro cuerpo: la vitamina D. Esta vitamina es muy importante para ayudar al cuerpo en el proceso de mineralización de los huesos, reduciendo así el riesgo de padecer osteoporosis. La producción de esta vitamina  también ayuda a aumentar la circulación al reducir la presión en sangre.

En segundo lugar, tomar el sol no sólo mejora el aspecto de tu piel desde un punto de vista estético, sino que también ayudará a tu piel a eliminar las impurezas atrapadas en tu cuerpo. Asimismo, el sol produce un efecto estimulador en nuestras defensas, ya que se ha demostrado que el sol es capaz de aumentar el número de glóbulos blancos (nuestros defensores frente a agentes externos que tratan de entrar en nuestro cuerpo).

Finalmente, está demostrado que las temporadas del año con mayor incidencia solar en nosotros son las que presentamos unos niveles de felicidad mayores. Detrás de esta afirmación se encuentra una razón científica, y es que los rayos solares (UV) aumentan la producción de un neurotransmisor relacionado con esa sensación de felicidad y bienestar: la serotonina. Este neurotransmisor está relacionado con el estado de ánimo de nuestro cuerpo, aunque también actúa como regulador del sueño y de la temperatura del cuerpo.

¡Esperamos que os haya gustado nuestra nueva entrada en el blog sobre los beneficios del sol en nuestra salud! Aunque, como ya sabéis, combinar estos beneficios junto a otros buenos hábitos de vida como la actividad física y una dieta saludable y equilibrada, os ayudarán a mejorar la calidad de vuestra vida hasta niveles que jamáis imaginasteis. ¡Come bien, vive bien!

¡Hola #GreenViters! ¿Cómo estáis llevando el otoño? ¿Preparados para que llegue más frío? Esta estación se caracteriza por traernos una disminución paulatina de las temperaturas y también de las horas en las que podemos disfrutar de la energía y la calidez del sol. Recién estrenamos un cambio de hora, que sin duda, al menos los primeros días, afecta a nuestro biorritmo, a nuestro cuerpo y también puede afectar a nuestro estado de ánimo.

Por eso queremos hablaros de la importancia y de los beneficios de exponernos al sol también en otoño y en invierno. Los baños de sol benefician a nuestros huesos, ya que la vitamina D, que es fundamental para la correcta mineralización de éstos, sólo se activa con los rayos de sol. El sol, tomado con moderación, también beneficia a nuestra piel. Ayuda a prevenir y mejorar el acné y en casos severos de psoriasis; el sol también es favorable para nuestro sistema inmunológico, ya que contribuye a aumentar los glóbulos blancos, el primer ejército de defensa del organismo.

Y la luz solar también tiene beneficios en nuestro sistema cardiovascular. Ésta ayuda a metabolizar mejor y a reducir los niveles de colesterol, y además, su agradable calor, al dilatar las arterias de la piel, ayuda a bajar la presión arterial. Recordemos la relación entre el sol, la vitamina D, el calcio y nuestros huesos. Pues si bien, si tenemos en cuenta que nuestro corazón se contrae por acción del calcio, tomar el sol evitará que las hormonas paratiroideas tomen el calcio de los huesos para dárselo al corazón.

 

En otra línea, también podemos sentir los beneficios de tomar el sol en nuestro estado de ánimo, ya que la radiación solar promueve la síntesis de la serotonina, sustancia relacionada con el bienestar, y que también ayuda a regular nuestro sueño. Los rayos ultravioletas del sol regulan la producción de la hormona reguladora de los ciclos de sueño, la melatonina y reducen los niveles de melatonina, que nos ayuda a sentirnos más despiertos durante el día. Y como curiosidad, también se afirma que los rayos de sol aumentan ligeramente los niveles de testosterona, que tanto en mujeres como en hombres, es la hormona del deseo.

 

Con todos estos beneficios que nos aporta el astro rey, no hay excusa para no buscar un momento para practicar ejercicio físico al aire libre o simplemente salir a caminar en las horas en las que el sol está bien reluciente. Y, por supuesto, ¡no olvidéis comer bien para vivir bien! ¡Hasta el próximo mes!